EFENueva Delhi

La Policía de Nueva Delhi cargó y detuvo a decenas de universitarios este lunes mientras intentaban marchar hasta el Parlamento indio en protesta por una subida de los costes de alojamiento, denunciaron organizaciones estudiantiles.

"La Policía nos atacó con 'lathis' (las alargadas porras de bambú o plástico usadas en el subcontinente indio) y han detenido a unas 100 personas", dijo a Efe Kuldeep Singh, un estudiante de doctorado en Informática de la Universidad Jawaharlal Nehru (JNU).

El Sindicato de Estudiantes de la JNU (JNUSU en inglés) recurrió a la red social Twitter para lamentar las detenciones, sin precisar cifras, y denunciar la "brutalidad infligida contra los estudiantes pacíficos".

Imágenes difundidas por la agencia local ANI mostraron tensas escenas de estudiantes corriendo delante de la Policía y a un joven con el cráneo ensangrentado.

"Llevaremos a cabo una investigación sobre las denuncia de cargas contra los estudiantes. Rompieron varias barricadas y algunos policías también resultaron heridos", dijo el portavoz de la Policía de Nueva Delhi, MS Randhawa, según declaraciones recogidas por ANI.

Cientos de estudiantes salieron esta mañana del campus de la universidad en el sur de Delhi en dirección al Parlamento, a una decena de kilómetros hacia el centro de la capital india, donde este lunes comenzó la primera sesión del periodo de invierno.

Pero los estudiantes, que llevan protestando desde la semana pasada contra una subida de tasas que consideran injustificada, fueron bloqueados antes de llegar a la sede del legislativo.

Bajo la mirada de cientos de miembros de las fuerzas de seguridad, los estudiantes iniciaron una sentada que todavía continuaba al caer la noche.

"Protestamos por nuestros derechos, quieren imponernos una subida del 150 % en los costes de alojamiento que podría obligar a dejar los estudios al 40 o el 50 % de los estudiantes", resumió Kuldeep Singh.

Hasta ahora, explicó, los estudiantes pagan unas 2.500 rupias (unos 35 euros) al mes por su alojamiento en el campus, un servicio fundamental para muchos y que supone un precio notablemente inferior al de otras universidades privadas.

Pero la subida, de más del doble, afectaría a muchas familias de estudiantes que ganan a penas 12.000 rupias mensuales (unos 170 euros).

Según Akanksha Singh (sin relación con el anterior), una estudiante de tercer año de filología francesa, los universitarios también exigen la retirada de un código de vestimenta y de un nuevo toque de queda.

"Están intentando controlarnos porque la JNU es una universidad autónoma y saben que somos críticos con el Gobierno", dijo.

La universidad ya fue el foco de una intensa atención mediática cuando un líder estudiantil fue detenido en 2016 bajo cargos de sedición tras participar en diversos actos reivindicativos.