EFEJerusalén

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, confió hoy en que su país obtenga "hoy o mañana" el estatus de candidato a miembro de la Unión Europea (UE) y vislumbró una Ucrania "con un nuevo futuro como parte de la familia europea" para las próximas generaciones.

"Esta es nuestra elección, nuestra visión de futuro por el bien de nuestros hijos. Queremos construir un país que sea parte de la UE", afirmó hoy el presidente en una intervención por videoconferencia con estudiantes de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Zelenski se mostró optimista con que Ucrania obtenga "hoy o mañana" el estatus de candidato a Estado miembro de la UE y resaltó que los ucranianos "han sacrificado mucho para ello".

El presidente insistió en que integrarse en la UE es la mejor garantía de seguridad para su país, condenado a vivir "con un vecino que probablemente querrá volver a atacarnos en 20 o 25 años", dijo en referencia a Rusia, que invadió Ucrania hace casi cuatro meses desatando una dura guerra concentrada ahora en el este del país.

"Tenemos mucho que invertir en seguridad y en reforzar las instituciones. Seguridad en todos los espacios públicos, empezando por nuestras fronteras. Bombas, artillería o ataques con misiles pueden alcanzarnos en cualquier momento con un vecino así", indicó el mandatario, desde su despacho presidencial y vestido con el chándal verdeolivo.

Zelenski, de origen judío, aprovechó su intervención ante estudiantes israelíes para reclamar un mayor apoyo militar de Israel a Ucrania durante la guerra, ya que por el momento solo han brindado ayuda médica pese a la insistencia de las autoridades ucranianas de que necesitan armamento.

Israel ha sido reticente a brindar ayuda militar o incluso a vender su sofisticado sistema antimisiles Cúpula de Hierro a Ucrania, para no poner en riesgo la alianza geoestratégica que tiene en Siria con Rusia, que le permite atacar periódicamente posiciones proiraníes cerca de su frontera norte.

"Nosotros entendemos que es una situación complicada", indicó Zelenski, quien recordó que países pequeños como Luxemburgo han entregado a Ucrania armamento por valor de más de la mitad de su presupuesto en defensa y también lamentó la tibia postura de Israel respecto a la acogida de refugiados y con las sanciones a Rusia.

Israel anunció facilidades para la acogida de refugiados ucranianos, pero a la hora de la verdad se ha visto limitada únicamente a personas con raíces judías, con unas cifras de asilo muy modestas respecto a otros países como Polonia, Dinamarca, República Checa o Irlanda, entre los mencionados por Zelenski, que "sí han abierto plenamente sus puertas a ucranianos".

"Cuando un gobierno introduce sanciones, no es sobre dinero o negocios, es sobre valores y seguridad general. Tiene que ver con reclamar responsabilidades", indicó el presidente sobre la ausencia de sanciones de Israel, país que defiende que esas medidas no están contempladas en su legislación.

"Recuerden lo vinculados que estamos, lo cercano de nuestros lazos y cuál debería ser el nivel de entendimiento entre nosotros. Creemos que la sociedad israelí entiende nuestras necesidades, pero no tenemos una buena comunicación con algunos representantes de su gobierno", reprochó Zelenski.