EFESan Petersburgo (Rusia)

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dijo hoy que respeta la integridad territorial de España, lamentó que no mejoren sus relaciones con Donald Trump y abogó por el diálogo para la desnuclearización de la península coreana.

Un Putin simpático y exultante, convencido del éxito que ha supuesto este año el Foro Económico de San Petersburgo con la presencia del líder francés, Emmanuel Macron, se mostró cercano ante los presidentes de las diez agencias de noticias más importantes del mundo, entre ellas Efe, que asistieron por quinto año consecutivo a un encuentro con el mandatario ruso.

Para esta nueva reunión, Putin eligió una mesa particularmente pequeña, que dotó al encuentro de una mayor sensación de cercanía.

El presidente ruso hizo numerosas bromas e incluso chistes. "¿Le está llamando el señor Trump?", bromeó cuando sonó el teléfono al máximo responsable de la agencia italiana en medio de la reunión.

"Y si no es Trump seguro que es Xi Jinping, mándele saludos de mi parte, debe de ser usted una persona muy importante", continuó el jefe del Kremlin.

Bromas al margen, Putin también aseguró que tiene intención de cumplir con la Constitución rusa y retirarse cuando termine su nuevo mandato en 2024.

El presidente ruso rechazó que su país haya intervenido en favor del independentismo catalán y expresó su deseo de que España conserve su "integridad territorial".

"Tenemos unas relaciones buenas y fructíferas con España que queremos preservar y también queremos que la situación se normalice con España y que España conserve su integridad territorial", dijo Putin.

A su vez, agregó que "todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminacion, pero al mismo tiempo partimos del concepto del respeto y de la conservación de la soberanía de los Estados y de las fronteras establecidas".

"Esta es nuestra postura y es la que hemos transmitido al Gobierno español", subrayó, en respuesta a la cuestión planteada por Efe.

En cuanto a las acusaciones de ciberataques, el jefe del Kremlin tachó de "tonterías" decir que Rusia esté detrás de ellos.

"Siempre se dijo esto de Rusia, se dijo en el Brexit y se nos acusa de todos los males. Pero se trata de procesos internos de cada país en los que no tenemos absolutamente nada que ver. ¿Acaso Boris Jonhson es un agente ruso?", insistió.

Se refería al actual ministro de Exteriores británico, que entonces apoyó abiertamente la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Putin añadió: "Hay un deseo evidente de culparnos de todo y ese es un enfoque poco productivo y dañino que socava las relaciones internacionales".

"Nos están acusando de todos los pecados mortales y esto no es serio", apuntó, para considerar también una acusación infundada que se responsabilice a Rusia de entregar el sistema de misiles que derribó el vuelo malasio en 2014 sobre el este de Ucrania.

Preguntado por la relación de Rusia con el presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó que ésta "no ha empeorado, pero tampoco mejora".

"Somos rehenes de los problemas internos de los Estados Unidos. Espero que veamos pronto el final de esta situación, porque necesitamos hablar para mejorar la relación y hablar de los diferentes conflictos", afirmó.

"Estamos preparados para el diálogo y queremos dialogar, pero con frecuencia se toman decisiones encaminadas solamente a perjudicar a Rusia", agregó.

Como ejemplos, citó que "hay sistemas antimisiles en Alaska, en Noruega, en Dinamarca, en todas nuestras fronteras. Son acciones encaminadas a debilitar militarmente a Rusia. ¿Qué podemos hacer?. Pues para equilibrar vamos a producir nuestros propios sistemas militares".

Acerca de la situación en la península coreana tras el anuncio de Trump de suspender su cumbre con Kim Jong-un, señaló que "no se puede solventar el problema de la desnuclearización sin negociación. El diálogo entre las partes es fundamental, necesario y útil. Si queremos una desnuclearización total hay que dar garantías a Corea del Norte sobre su soberanía y su seguridad".

Y añadió que "Rusia esta muy interesada en encontrar una solución definitiva para este problema, puesto que queda demasiado cerca de nuestra frontera, y nos gustaría ayudar y poder participar para encontrar una solución a la desnuclearización".

Preguntado sobre si realmente dejará en el Kremlin en 2024, cuando agote el mandato para el que acaba de ser reelegido, Putin insistió en que cumplirá con lo que establece la Constitución de Rusia.

"Siempre he cumplido y cumplo rigurosamente la Constitución de Rusia. La Constitución lo deja claro: no más de dos mandatos consecutivos, y este es mi segundo consecutivo", dijo.

"Tengo el propósito de cumplir con esa norma en el futuro", recalcó.

Y aunque todo el mundo sabe que no le gusta el fútbol, Putin aseguró que España es una de las favoritas a ganar el Campeonato Mundial de Rusia que comenzará el próximo 14 de junio.

Putin, un gran aficionado al judo y a los deportes de invierno, alabó el potencial y las virtudes de la selección española, que ya fue campeona mundial en 2010.

A su vez, aseguró que el objetivo del torneo no es mejorar la imagen de Rusia sino modernizar las infraestructuras del país para que las disfruten las generaciones venideras.

"Queremos que este mundial sea una fiesta para el mundo y pienso que lo vamos a conseguir", proclamó.

Por José Antonio Vera y Virginia Hebrero