EFEMontevideo

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, confirmó este jueves en Uruguay que si hubiera estado al frente de la jefatura de Estado en su país habría dado asilo al hasta ahora mandatario de Bolivia, Evo Morales.

"Si hubiera sido presidente, le hubiera ofrecido asilo (a Evo) el primer día. Argentina es casa de todos los bolivianos", declaró Fernández en una comparecencia ante los medios tras su encuentro con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, en Montevideo.

El mandatario electo explicó que Argentina "es casa de todos los bolivianos" y confirmó que "será un honor" recibir a Evo Morales en Buenos Aires cuando asuma su cargo como presidente el próximo 10 de diciembre.

Consultado por una supuesta crisis del progresismo en la región, el presidente electo de Argentina consideró que hay "varias lecturas" al respecto.

"Hay una crisis institucional muy seria en Bolivia por unas elecciones que se frustraron llamadas por el presidente Evo Morales (...) Hay un Chile absolutamente revolucionado demandando más igualdad social, eso podría decir que es un Chile demandando más progresismo, hay un Ecuador levantado reclamando más igualdad, eso podría ser una demanda progresista", apuntó.

Además, enfatizó que en el continente hay que estar atentos a estos sucesos y preservar siempre la institucionalidad, ya que la democracia en crisis solo se resuelve con más democracia.

"Lo único que nosotros queremos es lo que siempre pedimos, que cada pueblo resuelva democráticamente su destino con el voto", acotó.

En este sentido, Fernández contó que en la reunión con Vázquez hablaron sobre la preocupación del Mercosur, ya que Chile y Bolivia son dos países asociados que atraviesan "conflictos muy profundos".

Sobre la situación de Uruguay, el futuro mandatario enfatizó que su vecino da "todos los días clases de democracia" y aseguró que, si bien se reunirá con su amigo y candidato por el Frente Amplio, Daniel Martínez, para comer un asado, no pretende involucrarse en la campaña electoral.

"Valoro mucho lo que ha pasado en Uruguay en estos últimos años con las presidencias sucesivas de Tabaré (Vázquez) y de Pepe (José Mujica). Cuando uno mira los resultados, Uruguay es otro país", opinó.

Respecto a Vázquez, que actualmente atraviesa un difícil momento de salud ya que le fue detectado meses atrás cáncer de pulmón, dijo que tienen "muchas cosas en común" y una mirada compartida sobre el continente.

"(Vázquez) me dio la alegría de garantizarme que el 10 de diciembre me va a acompañar el día de la asunción. Para mí es muy importante por el cariño y el respeto que le guardo", expresó.

Asimismo, enfatizó que, sin importar quién gane la Presidencia de Uruguay el 24 de noviembre, Argentina está obligada a mantener "el mejor vínculo" con su nación vecina.

Sobre sus próximos días, Fernández contó que tiene previsto reunirse con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y también con autoridades italianas.