EFETegucigalpa

Tres partidos de Honduras que han conformado una alianza contra la reelección del presidente Juan Orlando Hernández proclamaron hoy a Salvador Nasralla candidato a la Presidencia para los comicios de noviembre próximo, pese a que su nominación en su partido fue declarada ilegal.

Los empresarios están "con miedo" pero en el gobierno de la alianza "se acabaran los miedos", subrayó Nasralla.

El político es presidente del Partido Anticorrupción (PAC), pero podría ser destituido, pues este domingo no se presentó a las elecciones internas de ese instituto político, en el que solo participa como candidata Marlene Alvarenga y son reconocidas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El TSE declaró ilegales las primarias del PAC que Nasralla celebró en solitario el pasado 10 de abril.

Alvarenga pidió hoy a Nasralla, con quien ha mantenido una confrontación, para que "no use el logo" del PAC, pues a partir de hoy "dejará de ser el presidente" del instituto político, al ganar ella los comicios.

Anunció que el martes próximo celebrarán una asamblea en la que será juramentada como presidenta del Anticorrupción, y ese mismo día enviará un oficio a los líderes de la alianza que Nasralla ha conformado con el Partido Libertad y Refundación (LIBRE) y el Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD) para que dejen de utilizar "de inmediato" el logo del instituto.

En un evento que congregó a cientos de líderes y militantes de los partidos LIBRE, cuyo coordinador general es el expresidente hondureño Manuel Zelaya (2006-2009), el PAC y el PINU-SD, Nasralla asumió la postulación.

"Hemos tomado la decisión de nominar como candidato a la Presidencia por la Alianza a Salvador Nasralla", dijo Xiomara Castro, esposa del expresidente Zelaya ante miles de personas que llegaron hasta el recinto en Tegucigalpa.

Castro y Guillermo Valle, presidente del PINU-SD, acompañarán a Nasralla como candidatos a designados presidenciales (vicepresidentes).

La alianza decidió que la coordinación general y la representación legal de la alianza será ejercida por el expresidente Zelaya, añadió Castro.

"No les vamos a fallar", dijo Nasralla acompañado de su esposa, Iroska Elvir; líderes de la alianza y representantes del pueblo hondureño.

Nasralla, un presentador de televisión de origen libanés, aseguró que "la dictadura como la que estamos viviendo y la que se quiere imponer, solo traen pobreza, miseria, hambre", y pidió a los políticos tradicionales que "dejen de mentirnos".

Tras agradecer el apoyo de LIBRE y el PINU-SD, el candidato opositor en ser proclamado como tal, dijo en parte de su discurso que no permitirá que las actuales autoridades "sigan derrochando el dinero" del pueblo y su gobierno será "el más tacaño de la historia".

En caso de ganar las elecciones generales del próximo 26 de noviembre, la alianza opositora prometió que "no habrá más tráfico de influencias" y "no habrá más violencia" en el país centroamericano, donde a diario son asesinadas más de once personas.

La alianza se conformó contra Hernández, quien aceptó en 2016 una propuesta de dos corrientes internas del Partido Nacional para que sea el candidato de la institución en las elecciones de noviembre.

La actual Constitución de Honduras no permite la reelección presidencial bajo ninguna modalidad, aunque un fallo de la Corte Suprema de Justicia, de 2015, dejó abierta esa posibilidad, que es rechazada por la oposición.