EFEWashington

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró este lunes que "no reconoce" los "actos" e "instituciones" creadas por la nueva Constitución en Cuba, que fue votada este domingo en un referéndum por los habitantes de la isla.

"En dictadura referéndum es sinónimo de fraude. No reconocemos actos/instituciones creados por Constitución viciada de ilegitimidad de origen y contrarios a principios de Carta Democrática Interamericana. Pueblo de #Cuba no tuvo voz ayer ni la tendrá hasta recuperar la democracia", dijo Almagro en Twitter.

El secretario general acabó su mensaje con la etiqueta "#OEAconCuba", es decir, "la OEA con Cuba".

Almagro acompañó sus declaraciones con un video publicado por la disidente cubana Rosa María Payá, hija del fallecido Oswaldo Payá, y en el que se ve a un hombre supuestamente depositando en una urna una gran cantidad de papeletas del referendo constitucional en las que previamente había marcado el "sí".

Ese video ha sido grabado por miembros de la plataforma "Cuba Decide", que lidera la propia Payá y que propone la celebración de un plebiscito vinculante para "iniciar una transición a la democracia", según figura en su web.

La nueva Constitución cubana mantiene al Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) como "fuerza dirigente superior de la sociedad" y ratifica el comunismo como aspiración, pero plasma la tímida apertura económica de la última década al reconocer la propiedad privada y considerar necesaria la inversión extranjera.

Los resultados del referéndum se conocerán hoy lunes y podrán servir como un barómetro sobre el respaldo al Gobierno liderado por Miguel Díaz-Canel, quien sustituyó a Raúl Castro en abril de 2018.

El 12 de febrero, la Secretaría General de la OEA ya consideró "ilegítimo" el referéndum y aseguró que solo servía para "enmascarar" la "dictadura" ante la comunidad internacional.

Cuba, miembro de la OEA desde su creación en 1948, fue suspendida en 1962 tras el triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro debido a su adhesión al marxismo-leninismo en el marco de la Guerra Fría entre el bloque capitalista encabezado por EE.UU. y el comunista dirigido por la Unión Soviética.

Después de décadas de confrontación, en 2009 la OEA levantó la suspensión a Cuba, pero la isla se negó a volver al organismo.