EFELima

Amnistía Internacional pidió a los candidatos a la segunda vuelta presidencial de Perú que pongan los derechos humanos en el centro de la agenda, después de haber reportado un incremento de la violencia contra las mujeres en el 2020.

La directora de Amnistía Internacional en Perú, Marina Navarro, dijo que lo que piden "a la candidata (Keiko Fujimori) y al candidato (Pedro Castillo), porque uno de ellos tendrá que ejercer el Gobierno, es que pongan los derechos humanos en el centro de la agenda", al hacer una presentación virtual de su informe anual.

Navarro agregó que "se fortalezcan los avances y se pongan todos los recursos necesarios (...) para asegurar el derecho a la salud gratuita, a la educación, que la defensa del territorio no sea una condena a muerte, a la libertad de prensa y garantizar los derechos de la población LGTBI".

Al hacer un repaso sobre el estado de los derechos fundamentales en Perú, Navarro señaló que las mujeres y niñas en el país sufrieron el incremento de la violencia doméstica y sexual en un contexto de cuarentena por la pandemia del covid-19.

Los casos de violencia sexual contra niñas y adolescentes se incrementaron a 3.843, mientras que el número de menores de 10 años forzadas a ser madres se multiplicó por tres, precisó.

Asimismo, fueron reportados 132 feminicidios y, en plena inmovilización social, un total de 11.828 mujeres fueron reportadas como desaparecidas.

Navarro indicó en que en el 25 % de casos de feminicidios, las víctimas habían sido reportadas como desaparecidas, pero no se habían activado los sistemas de búsqueda.

"Las autoridades no han sabido proteger a mujeres y niñas de la violencia, más en estos periodos de cuarentena", expresó.

VÍCTIMAS DE GOBIERNO FUJIMORISTA

Una de las representantes de la Asociación de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas de Chumbivilcas, Inés Condori, expresó su desazón ante la posibilidad de que Keiko Fujimori pueda convertirse en presidenta de la República, dado que, como ella, más de 3.000 mujeres han denunciado a su padre, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), por lesiones graves.

"Por casi 25 años estamos buscando justicia, pero la fiscalía ha sido la mayoría de las veces (a favor) de la política de Fujimori, para nosotros no había justicia, se archivaba", afirmó Condori.

"(...) Ya hemos visto cómo ha manejado la justicia para discriminar a las mujeres que no saben leer, ni escribir, pero haremos marchas, hasta morir", expresó Condori.

En el caso de la comunidad LGTBI, Navarro alertó que 257 personas trans fueron asesinadas por crímenes de odio en la región latinoamericana, en tanto que en Perú no hay una ley de género para ejercer sus derechos más básicos, como a la identidad.

VIOLENCIA CONTRA DEFENSORES DE TERRITORIO

Asimismo, con respecto a la situación de los activistas, Navarro afirmó que "las Américas es la región más peligrosa para quienes defienden los derechos humanos" y lamentó el asesinato de casi una decena de defensores de la tierra y comunidades nativas.

"Murieron protegiendo sus territorios, y esto ha continuado en el 2021, esta es una situación que nos tiene que llamar a la reflexión", declaró la directora.

Por otro lado, el informe anual de Amnistía Internacional destacó la ley que garantiza la paridad de género en las elecciones generales que se realizaron en Perú, así como las movilizaciones en toda la región porque "ponen en valor la capacidad que tiene la gente para generar un cambio".

Con respecto a las movilizaciones de noviembre pasado por la destitución del expresidente Martín Vizcarra, que derivaron en la muerte de dos manifestantes, Navarro indicó que el actual mandatario, Francisco Sagasti, ha pedido perdón a las familias de las víctimas, "pero no sabemos sobre la reparación y se ha avanzado muy poco en el acceso a la justicia". EFE

mmr/laa