EFELa Paz

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez pidió este lunes que la justicia "investigue" y se "manifieste" sobre la legalidad de su llegada a la Presidencia del país en 2019 y en torno a algunos elementos que brindó en declaraciones a la Fiscalía.

Áñez mencionó que las declaraciones informativas que dio el pasado 7 y 8 junio están relacionadas a hechos "antes" de su llegada a La Paz en noviembre de 2019 y que se basan en un texto periodístico.

Y que también todo lo que dijo "desde" su llegada a La Paz, a partir del 11 de noviembre de aquel año, está basado en sus "vivencias".

"Ambos elementos he pedido y pido investigarlos para que se manifieste la justicia, ya que en su momento los principales órganos del Estado avalaron mi sucesión como presidenta constitucional transitoria de Bolivia", aseguró la exmandataria interina que cumple detención preventiva hace tres meses.

La semana pasada, la ex jefa de Estado interina brindó declaraciones ante la Fiscalía por una investigación de sobreprecio en la compra de gases lacrimógenos que implica directamente a dos exministros suyos y otra de ampliación por el llamado caso "golpe de Estado".

Áñez permanece en una cárcel de La Paz acusada de terrorismo, sedición y conspiración por sucesos durante la crisis política y social del país en 2019 que, según el Gobierno, fueron un "golpe de Estado" contra el entonces presiente Evo Morales y no resultado de un fraude electoral tras las frustradas elecciones de ese año.

Varios fragmentos de la declaración de Áñez trascendieron a medios locales en los que se hizo referencia a las condiciones en las que la exsenadora llegó a la Presidencia del País.

Algunas de esas versiones periodísticas señalaron que el expresidente Carlos Mesa jugó un rol determinante para supuestamente evitar que la sucesión constitucional recayera sobre la exsenadora Adriana Salvatierra y esta llegara a Áñez.

"Las últimas confesiones confirman que Carlos Mesa es el principal golpista. Denunció sin pruebas `fraude` antes de perder la elección, convocó a la violencia y forzó la violación de la CPE", escribió la semana pasada en Twitter Morales al referirse a esas declaraciones de Áñez.

Sin embargo, legisladores de Comunidad Ciudadana mencionaron que Mesa no es un gestor del supuesto "golpe de Estado" sino víctima de las irregularidades en los comicios de ese año que derivaron en su anulación tras un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En el caso "golpe de Estado" han sido denunciados algunos exministros de Áñez de los que dos cumplen también detención preventiva, mientras que otros han dejado el país o se han declarado en la clandestinidad, además de exjefes militares y policiales.

La denuncia interpuesta también implica al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y a su padre José Luis Parada, sin embargo las acciones de la justicia en estos dos casos todavía no se han desarrollado.