EFEAsunción

El exiministro del Interior Euclides Acevedo asumió este jueves como cuarto canciller del Gobierno de Mario Abdo Benítez, en una ceremonia en la que también juró el nuevo titular de Interior, Arnaldo Giuzzio, quien reemplaza al ahora canciller.

Los nombramientos, formalizados en el Palacio de Gobierno, son consecuencia de las rotaciones anunciadas el viernes por el mandatario, quien removió esos dos Ministerios, pasando el anterior canciller, Federico González, a presidir el lado paraguayo de la Binacional Itaipú, la gigantesca hidroeléctrica compartida con Brasil.

Guiuzzio, por su parte, deja vacante la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) para incorporarse a Interior, donde se comprometió a "generar institucionalidad y profesionalismo dentro de la Policía".

ITAIPU Y COMERCIO EN LA MIRA DE CANCILLERIA

Tras la ceremonia, Acevedo se trasladó hasta la Cancillería, a pocos metros del Palacio de Gobierno, para tomar posesión de un Ministerio que tendrá entre sus retos principales la renegociación con las autoridades brasileñas de del Tratado de Itaipú, que debe revisarse en 2023.

La revisión del Tratado se ha convertido en una cuestión espinosa para el Gobierno de Abdo Benítez, a raíz de la aparición, en agosto de 2019, de un acta secreta con Brasil de compraventa de la hidroeléctrica binacional.

Sobre esa cuestión, Acevedo llamó a "desmontar la cultura de la desconfianza", después de que el nuevo director general del lado paraguayo, el anterior canciller Federico González, fuera cuestionado por su supuesta participación en esas negociaciones de 2019.

Acevedo también defendió la apertura del comercio y la búsqueda de nuevos mercados "para llevar identidad" paraguaya.

"Tenemos que defender nuestras embajadas y nuestros consulados, apoyar a nuestros embajadores y a nuestros cónsules, pero con una línea clara que la vamos a discutir entre todos", expresó el cuarto canciller de Paraguay desde agosto de 2018.

INSTITUCIONALIZAR LA POLICÍA NACIONAL

Acevedo dejó el Ministerio del Interior días después de que se conociera que varios policías secuestraron e intentaron extorsionar a una joven pareja de turistas brasileños, un hecho que el entonces ministro calificó de "vergonzoso".

En ese sentido, Giuzzio enfatizó ante los medios, tras su juramento en la sede del Gobierno, la necesidad de crear "institucionalidad" en el seno de la Policía Nacional.

Por el momento, Giuzzio ya ha anunciado que cambiará al viceministro de Seguridad Interna, donde pondrá al comisario general Pablo Ríos, al que definió como "especialista en seguridad ciudadana".

Aunque no avanzó nuevos nombramientos, adelantó que quiere iniciar esta etapa con personas con las que tiene "una relación de conocimiento personal" y son de "absoluta confianza".

En cuanto a la vacante que deja en la Senad, Giuzzio reafirmó que ha sugerido a Abdo Benítez el nombramiento de Zully Rolón, actual viceministra, que de confirmarse sería la primera mujer al frente de ese ente.

"Creo que es la persona ideal para continuar con lo que iniciamos, por lo menos en este Gobierno", agregó.