EFESantiago de Chile

La expresidenta chilena y actual alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, dijo este lunes que está a favor de que su país apruebe la redacción de una nueva Constitución y que este proceso se lleve a cabo por una asamblea de ciudadanos electos.

"Me imagino que nadie tiene dudas que estoy por el "Apruebo" y también por la convención constitucional", dijo Bachelet durante el foro "Mujeres, participación y proceso constituyente" que organizó la Universidad Abierta de Recoleta y la Universidad de Santiago.

El próximo 25 de octubre los chilenos decidirán en un plebiscito si aprueban o rechazan abrir un proceso constituyente para cambiar la actual Carta Magna, redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Asimismo, en la ocasión votarán también qué tipo de órgano debiera redactarla, una "convención mixta constitucional", compuesta al cincuenta por ciento por parlamentarios y por ciudadanos electos para la ocasión; o una "convención constitucional", en la que todos sus integrantes serían electos para este efecto.

"Lo más importante es que este domingo vaya mucha gente a votar, a aprobar y a aprobar una Constitución con un mecanismo que permita paridad, eso es lo más importante" subrayó la expresidenta (2006-2010 y 2014-2018).

En ese sentido, abundó que "es clave" y "es histórico" que el nuevo texto fundamental "sea paritario" y "traiga los elementos que a las mujeres les importen, así como de los hombres, que tenga una perspectiva de género".

"Una constitución de esa manera (paritaria) va a ser mucho más representativa de lo que es nuestro país y de lo que queremos para el futuro de nuestro país", afirmó.

El plebiscito es la principal apuesta del Gobierno del presidente Sebastián Piñera para desactivar la grave crisis que vive el país desde octubre, con una treintena de fallecidos y miles de heridos, además de episodios de violencia extrema y acusaciones contra las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humano.

De ganar la opción del "Apruebo", la elección de los constituyentes se realizará en abril y la nueva Constitución -que debe redactarse en un máximo de un año- se ratificará en otro plebiscito, este con voto obligatorio.