EFEWashington

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, se comprometió este jueves a acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres y específicamente prometió que luchará por las latinas, quienes de media ganan 54 centavos por cada dólar que obtiene un hombre blanco.

Biden formuló esa promesa en un comunicado cuando se conmemora el "Día de Igualdad Salarial para Latinas", las mujeres más perjudicadas por la discriminación en sueldos.

Además, el ex vicepresidente reconoció el efecto desigual que ha tenido la pandemia en las mujeres, que han sido expulsadas de la fuerza laboral más frecuentemente que los hombres; y lamentó que haya afectado más a las hispanas, que trabajan en mayor proporción en sectores golpeados por la pandemia, como la restauración.

"Como presidente, trabajaré por ellas cada día. Eso comenzará con la contención del virus, que ha afectado de manera tan desproporcionada a la comunidad latina", prometió Biden.

"Y - añadió - me aseguraré de que no solo reconstruyamos esto, sino que reconstruyamos algo mejor, cerrando la brecha salarial de género y luchando contra la discriminación salarial, para que las latinas, y todas las mujeres, reciban el mismo salario por el mismo trabajo".

Asimismo, el líder demócrata apuntó directamente al actual mandatario, Donald Trump, su rival en los comicios, y le acusó de haber "empeorado" los desafíos económicos a los que ya se enfrentaban las mujeres de origen latinoamericano.

"Las latinas son el corazón de sus familias y sus comunidades. Muy a menudo son las que proveen de ingresos y cuidados a la familia. Nuestra economía no funciona sin ellas, pero durante demasiado tiempo han estado mal pagadas e infravaloradas", subrayó Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

De media, en EE.UU., las mujeres ganan 80 centavos por cada dólar que obtienen los hombres en sus empleos, según el Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer (IWPR, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro con sede en Washington.

La discriminación es mayor entre las mujeres que pertenecen a una minoría racial: las afroamericanas ganan 63 centavos por cada dólar que obtienen los hombres y las hispanas, 54.

De esa forma, el Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer estima que, si el progreso sigue siendo tan lento como hasta ahora, las mujeres no lograrán igualdad salarial hasta 2059, aunque las afroamericanas tendrán que esperar hasta 2130 y las hispanas casi 200 años, hasta 2224.

Además, la pandemia ha provocado el éxodo de las mujeres de la fuerza laboral y, actualmente, el número de mujeres trabajando es similar al de 1988.

Solo en septiembre 865.000 mujeres dejaron sus empleos, lo que supone cuatro veces más que los hombres, según datos del Departamento de Trabajo.