EFELa Paz

El presidente de Bolivia, Luis Arce, llevará la campaña internacional de su país para liberar las patentes de vacunas contra la covid-19 a la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará el próximo 21 de abril en Andorra de manera semipresencial

El vicecanciller boliviano, Freddy Mamani, confirmó este martes en una conferencia de prensa la participación del mandatario en la XXVII Cumbre Iberoamericana, sin especificar si su presencia será virtual o presencial.

Arce "mostrará esta propuesta" para que se liberen las patentes de las vacunas y de medicamentos para un acceso equitativo a los mismos y también abordará el "compartir los conocimientos sobre tecnología" y sobre el mecanismo Covax de las Naciones Unidas, indicó Mamani.

En la reunión de coordinadores nacionales prevista para esta jornada y el miércoles se "reforzará el plan de acción" sobre el acceso equitativo a las vacunas y el jueves se planteará las "iniciativas" en la reunión de cancilleres iberoamericanos, señaló el vicecanciller.

Mamani resaltó la importancia de que primen los derechos a la salud y la vida "en la cooperación internacional".

También sostuvo que llevarán su campaña, al igual que el acceso a medicamentos e insumos de bioseguridad, ante otros organismos internacionales como las Naciones Unidas.

Además propuso una reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para "discutir" estas temáticas.

En tanto el canciller boliviano, Rogelio Mayta, resaltó que acudirán a todos los "escenarios" para hacer "escuchar" la posición de Bolivia sobre las vacunas, que fue expuesta en esta jornada a las delegaciones diplomáticas acreditadas en el país.

La vacunación en Bolivia inició a fines de enero con el personal de salud, siguió en febrero con las personas con enfermedades renales y cáncer y la semana pasada se comenzó a inmunizar a las personas mayores a 60 años.

El plan gubernamental para la inmunización masiva ha tropezado con problemas de desorden y una insuficiencia de vacunas inicialmente negada por el Ejecutivo que luego culpó al "capitalismo" y los "países ricos" por la falta de dosis.

Hasta el momento se han aplicado 447.417 vacunas, entre la primera y la segunda dosis de los fármacos ruso Sputnik V, chino Sinopharm y AstraZeneca-Oxford, estas últimas obtenidas mediante el mecanismo Covax.

Bolivia acumula 12.469 muertes y 283.084 contagios de la covid-19 desde los primeros casos detectados en marzo de 2020.