EFEBrasilia

El presidente de Bolsonaro afirmó este jueves que el Proyecto de Ley que se tramita en el Congreso para aumentar las penas por la propagación de noticias falsas es el "inicio de la censura" en el país sudamericano y defendió que con la actual legislación basta.

En su transmisión en vivo que realiza todas las semanas en las redes sociales, el mandatario celebró la negativa de la Cámara de Diputados para la votación con carácter de urgencia del Proyecto de Ley presentado por el izquierdista y opositor Partido Comunista de Brasil (PCdoB).

"La Cámara no aceptó la votación del régimen de urgencia del Proyecto de las 'Fake News'. Un proyecto sin pies ni cabeza, que sería el inicio de la censura en Brasil", declaró el mandatario, quien junto a sus hijos políticos y aliados ha sido ya objeto de investigación por supuestamente propagar noticias falsas.

El jefe de Estado dijo que si fuese diputado, cargo que ocupó durante casi 3 décadas "ni leería el proyecto", pues todo lo que venga de los partidos de izquierda "no vale la pena".

"Raramente ellos presentan algo que valga la pena. Fuera de eso, ellos intentan, usando las armas de la democracia, llevar a Brasil para o socialismo”,aseveró.

Según Bolsonaro, Brasil ya tiene leyes para las personas que diseminan informaciones falsas en las redes sociales.

“Se alguien extrapola, uno entra en la Justicia y exige reparación por daños morales. Pero nunca, jamás, hay que querer 'criminalizar' alas personas que, por error, hayan distribuido 'fake news' (noticias falsas)”, agregó.

El mandatario arremetió contra el instructor del proyecto, el diputado y exministro de Deportes Orlando Silva, a quien acusó de diseminar noticias falsas en su contra vinculándolo con el asesinato en 2017 de la concejal de Río de Janeiro Marielle Franco.

"¿Alguien me puede dar un motivo que yo podría tener para matar a Marielle Franco? Ninguno, cero, y no da para discutir más", sentenció.

Paramilitares que ejercen el control en las favelas de Río de Janeiro, próximos a la familia de Bolsonaro, son apuntados como los autores materiales de la muerte de la concejala, quien era líder comunitaria y activista de los derechos de género.