EFESao Paulo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este viernes que canceló la agenda que tenía previsto compartir con su homólogo portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, tras conocer que este se reunirá antes con el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

"Resolví cancelar el almuerzo que tendría conmigo, así como toda la programación", afirmó a CNN Brasil el líder ultraderechista, quien aspirará a renovar su mandato en las elecciones de octubre ante Lula, su mayor adversario político y líder destacado en los sondeos.

Preguntado sobre cuál sería el motivo de su decisión, Bolsonaro alegó que Rebelo de Sousa "tendría una reunión con Lula".

El presidente luso tiene previsto encontrarse con Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, este domingo en Sao Paulo, según confirmaron fuentes de la campaña del candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

En la capital paulista también visitará la 26ª edición de la Bienal Internacional del Libro de Sao Paulo, que cuenta con Portugal como invitado de honor.

La reunión con Lula se enmarca dentro de una visita del líder socialista portugués a Brasil que incluye paradas en Río de Janeiro, Sao Paulo y Brasilia, donde el próximo lunes tendría una audiencia con Bolsonaro.

Instantes antes de embarcar, Rebelo de Sousa indicó a medios locales de su país que el que invita es el que tiene la potestad de mantener la invitación o retirarla, y que no le cabe a él explicar los motivos sobre una u otra decisión al respecto.

No obstante, aseguró que este hecho no afecta en "nada" a las relaciones bilaterales en Portugal y Brasil, que este año celebra el bicentenario de su independencia del país europeo.

Bolsonaro ya recibió a Rebelo de Sousa en agosto de 2021 en su residencia oficial de Brasilia, donde trataron asuntos de la agenda bilateral y regional, como la ratificación, aún pendiente, del acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

Durante esa visita a Brasil, el mandatario portugués también se reunió, de forma privada, con Lula y los también expresidentes brasileños Fernando Henrique Cardoso y Michel Temer.