EFEManagua

Dos grupos opositores promoverán la formación de un solo bloque opositor de cara a las elecciones generales previstas para noviembre de 2021 para derrotar al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en el poder desde 2007, anunció este miércoles una de sus integrantes.

"Debemos tener un solo bloque de oposición que acabe con la dictadura" del presidente del país, Daniel Ortega, dijo Azahalea Solís, integrante del consejo ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que era la contraparte del Ejecutivo en una mesa de negociación con la que buscaban una salida a la crisis que estalló hace 22 meses.

Solís, que es abogada constitucionalista, indicó que tanto la Alianza Cívica como la Unidad Nacional Azul y Blanco trabajan "por unas reformas electorales profundas" con el fin de que los próximos comicios sean libres, creíbles y transparentes.

Pero también trabajan, agregó, en la conformación de una "coalición lo más amplia posible", que incluya a "todos los sectores políticos, económicos y sociales, que estén en contra de la dictadura" sandinista.

Según la dirigente, para derrotar a los sandinistas necesitan la unidad de "todas las fuerzas políticas, sociales y económicas para hacer un solo frente a la dictadura" de Ortega, que retornó al poder en enero de 2007, tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985 y gobernar por primera vez el país de 1985 a 1990.

LA EXPERIENCIA DE BOLIVIA

Advirtió que si hacen "pequeños frentes", puede ocurrir lo de Bolivia, donde el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales es favorito para ganar las elecciones de mayo en ese país andino, según el último sondeo de opinión.

"Eso no le puede pasar a los nicaragüenses. Debemos tener un solo bloque de oposición que acabe con la dictadura", remarcó.

Explicó que la Alianza Cívica ha escogido la lucha cívica para derrotar a Ortega -que lleva 13 años consecutivos en el poder-, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país y que ha dejado cientos de muertos y decenas de miles en el exilio desde abril de 2018.

"Nuestra prioridad sigue siendo que no hayan presos políticos, que vivamos en un país con tolerancia, con respeto a las ideas de las demás personas, que la diversidad sea una riqueza, que el pluralismo político sea un riqueza y que no sea visto como algo dañino", señaló.

Nicaragua celebrará elecciones generales el primer domingo de noviembre de 2021.

Hace 21 meses, en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país, la Conferencia Episcopal propuso al Gobierno de Ortega que adelantara a marzo de 2019 las elecciones fijadas para 2021 y que renunciara a presentarse a la reelección, pero Ortega lo rechazó.

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 651 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.