EFEMadrid

La candidata ecuatoriana a dirigir la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rosalía Arteaga, afirmó este martes que Iberoamérica ha de pensar el papel que debe desempeñar en la geopolítica mundial y aprovechar su relación con la comunidad europea.

En un acto de presentación de su candidatura ante embajadores iberoamericanos en España, valoró el hecho de que la comunidad iberoamericana esté formada por países americanos -los de habla hispana y portuguesa de América Latina- y europeos, España, Portugal y Andorra.

"Qué extraordinario pensar que hay una organización como la iberoamericana, que puede unir a la comunidad europea con 700 millones de personas, que es lo que significa la comunidad iberoamericana", subrayó. “Hay que poner más Iberoamérica en el mundo”, apostilló.

UNA POSICIÓN IBEROAMERICANA POR EL CLIMA

La candidata centró gran parte de su exposición en pedir una postura común iberoamericana en el ámbito internacional respecto al clima para poder frenar el cambio climático y sus impactos.

"Una posición iberoamericana sería crucial para el clima; si siguen los datos como están, en 2050 estos podrían ser gravísimos, incluso podría acabarse la vida en el planeta, Iberoamérica no puede volver los ojos para otro lado, tiene que ver lo que pasa en el territorio", pidió.

Igualmente, Arteaga analizó los efectos de la pandemia y los desiguales impactos que ha tenido en la población mundial y los países.

"El mundo no será igual tras la pandemia, tenemos que reformar los sistemas de salud y educación pública, de otra manera no hay forma de salir adelante", insistió.

MÁS DIÁLOGO ANTE UN MUNDO POLARIZADO

Arteaga valoró la función de la ya ex secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, quien dejó el cargo hace un par de semanas para dirigir la UNCTAD, el organismo de Naciones Unidas para el comercio y el desarrollo.

"Ella hizo un esfuerzo muy importante por el diálogo, por preservar a la Segib como un espacio de diálogo, donde todos pueden hablar y buscar acuerdos y tenemos que seguir apostando por el diálogo porque, si no hay diálogo, vienen las luchas y las controversias", apuntó.

Arteaga fue presidenta de Ecuador por un breve y convulso periodo de seis días, entre el 6 y el 11 de febrero de 1997, tras la caída de Abdalá Bucaram, de quien había sido vicepresidenta.

La candidata fue presentada por el senador español Santiago Castellà, quien aseguró que Arteaga "representa de manera cabal los valores de la Agenda 2030, el compromiso con la presencia de la mujer en los espacios públicos, así como la defensa del medio ambiente y la educación".

A su vez, el académico de la Real Academia Europea de Doctores Jose Ramón Calvo la valoró como una "personalidad muy importante en el devenir histórico de Iberoamérica" y recordó su "dilatada trayectoria profesional" cono maestra o periodista y por haber ocupado "prácticamente todos los cargos políticos que se podían ocupar en su país".

ENCUENTROS CON RESPONSABLES DE OTROS ORGANISMOS IBEROAMERICANOS

Arteaga aprovechó la estancia en Madrid también para reunirse con los secretarios generales de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), Mariano Jabonero y Gina Riaño, respectivamente.

También se entrevistó con el secretario adjunto iberoamericano, Marcos Pinta Gama, quien de manera interina dirige la Segib.

Este miércoles viajará a Lisboa, donde presentará su candidatura ante el canciller portugués, Augusto Santos Silva.