EFEMéxico

El candidato presidencial Ricardo Anaya denunció hoy ante la Fiscalía al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y al candidato del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, por un supuesto desfalco cometido por la empresa Odebrecht.

En conferencia de prensa, Alfredo Figueroa, portavoz de Anaya, explicó que durante los últimos 20 años el Gobierno mexicano le adjudicó beneficios indebidos por 5.000 millones de pesos (unos 243,6 millones de dólares) a la filial de Odebrecht en México, Braskem-Idesa.

"En México, el fraude de Odebrecht se ha fraguado en al menos dos sexenios y no es un hecho de corrupción del pasado, sino un desfalco que sigue operando en el país día a día", sostuvo Figueroa, quien señaló que este desfalco "merma las finanzas nacionales".

Meade, que actualmente compite con Anaya por la Presidencia, ocupó las secretarías de Hacienda, Desarrollo Social y Relaciones Exteriores en el Gobierno de Peña Nieto hasta que se convirtió en candidato.

La denuncia presentada por la coalición Por México Al Frente también podría extenderse al expresidente Felipe Calderón (2006-2012), quien fue miembro del Partido Acción Nacional (PAN), el mismo del que proviene Anaya.

Figueroa aprovechó la rueda de prensa para atacar también al aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador, a quien acusó de "ofrecer perdón y silencio" a los presuntos perpetradores del desfalco.

La constructora brasileña Odebrecht quedó envuelta en un escándalo tras admitir el pago de sobornos en 12 países por unos 788 millones de dólares.

En México, el caso apuntó hasta al director general de Pemex entre 2012 y 2016, Emilio Lozoya, acusado de recibir 10 millones de dólares de la petrolera.

El pasado diciembre, México impuso una sanción a Odebrecht y la inhabilitó durante cuatro años para obtener contratos públicos en el país, después de que se demostrara el cobro indebido de 119 millones de pesos (5,8 millones de dólares) en el proyecto de una refinería.

El mismo Anaya afronta, por su parte, acusaciones de todos sus rivales políticos por la investigación que lo relaciona con un presunto lavado de dinero de 54 millones de pesos (2,6 millones de dólares)

El próximo 1 de julio, 89 millones de mexicanos están llamados a las urnas para elegir al presidente de México, congresistas, senadores, ocho gobernadores, el jefe de Gobierno de Ciudad de México y más de 3.400 cargos locales.