EFEMadrid

La ministra de Relaciones Exteriores y Comercio de Chile, Antonia Urrejola, anunció este jueves en Madrid que el país sudamericano firmará con el Gobierno de España un acuerdo de cooperación en materia de política exterior feminista que se alineará con uno de los "ejes fundamentales" del gobierno de Gabriel Boric: impulsar una diplomacia con perspectiva de género.

"En Chile todavía estamos en pañales y, en ese sentido, España puede apoyarnos a construir una política exterior feminista que perdure en el tiempo”, declaró Urrejola en una entrevista con EFE en la Casa de América de Madrid.

De esta visita a la capital española que culminará este viernes con una reunión con su homólogo español, José Manuel Albares, Urrejola manifestó sus deseos de revisar la agenda bilateral de relaciones entre ambos países ya que para Chile, "España es una puerta de entrada a Europa" que, además, regentará el próximo año la presidencia de la Unión Europea (UE).

Como asuntos prioritarios para la cartera de Exteriores de Chile, la ministra también señaló la importancia de la denominada "política turquesa" por la que apuesta el país, a fin de proteger sus costas en el Océano Pacífico; y a la necesidad de impulsar políticas emprendedoras de comercio internacional en términos de inclusión, sostenibilidad y comercio justo.

Además, Urrejola se reunirá con la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, Ione Belarra, y mantendrá encuentros con empresarios españoles y con la comunidad chilena en el país.

AFRONTAR LA CRISIS MIGRATORIA

Sobre la masiva llegada de inmigrantes al país sudamericano, Urrejola lamentó que el nuevo Ejecutivo chileno asumió el poder en el marco de una "grave crisis migratoria, producto de las políticas migratorias irresponsables del gobierno anterior" de Sebastián Piñera.

"En un momento dado se abrieron, sin restricciones, las puertas a la migración venezolana y luego se cerraron y se pusieron todas las restricciones de la noche a la mañana, generando una enorme cantidad de personas migrantes en situación de irregularidad”, denunció.

Según los últimos datos de Amnistía Internacional son 448.000 los inmigrantes venezolanos que están en Chile.

En ese sentido la ministra afirmó que su país está preparado para reasentar e integrar a todos los migrantes venezolanos, aunque insistió en la importancia del trabajo conjunto de su cartera con el Servicio Nacional de Migraciones para conocer el número exacto de inmigrantes y poder empadronarlos, dando prioridad a las mujeres y menores no acompañados.

"Estamos buscando el apoyo y la visión de los organismos internacionales especialistas en el tema porque creemos que la perspectiva de derechos humanos es fundamental, no solo en lo referido a las personas migrantes sino también a las comunidades de acogida", dijo.

GRUPOS CRIMINALES IMPLICADOS EN LA INMIGRACIÓN

Porque, lamentablemente "entre las personas migrantes han llegado al norte del país grupos criminales y grupos que se dedican a la trata de personas", agregó al tiempo que manifestó su preocupación por la emergencia de discursos xenófobos en el seno de la sociedad chilena.

Ante la celebración, el próximo septiembre, del 51º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, cuando finalizará la prórroga de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela para evaluar las presuntas violaciones de derechos humanos acometidas desde 2014, Urrejola reconoció que el Ejecutivo chileno aún no ha tomado la decisión de pedir una renovación del mandato.

"Creemos que la solución a la grave crisis institucional, humanitaria y de derechos humanos en Venezuela no es aislando a Venezuela, ni simplemente sancionándola. Es fundamental el diálogo con el propio país y poder buscar una solución política”, concluyó. EFE

Maribel Arenas