EFEBogotá

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP) de la Organización de Estados Americanos (OEA) continuará acompañando el proceso de paz en Colombia hasta finales de 2024 gracias a la firma del octavo protocolo adicional que tuvo lugar este miércoles en Bogotá.

EL documento fue suscrito en el Palacio de San Carlos, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, por la canciller y vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, y el jefe de la MAPP/OEA, Roberto Menéndez.

Durante la firma del protocolo, los dos funcionarios coincidieron en que el multilateralismo y la cooperación hemisférica son indispensables para la construcción de la paz.

En ese orden de ideas, la Misión que comenzó en 2004 seguirá siendo un apoyo para Colombia, observando los avances obtenidos y alertando sobre los principales desafíos, a través de sus recomendaciones a la implementación de los acuerdos, de políticas públicas y de las estrategias institucionales y comunitarias que se desarrollan para alcanzar la paz.

"Los aportes de la MAPP/OEA han permitido al Estado acercarse a las comunidades y han servido de puente para generar diálogo en contextos de alta conflictividad", dijo Ramírez.

La canciller destacó que la Misión ha sido un "aliado incansable" y que siempre ha entregado "información oportuna y recomendaciones, facilitando la toma de decisiones para abordar los desafíos y amenazas para la paz".

A renglón seguido valoró positivamente que el mandato de la Misión "ha podido llevarse a cabo en gran medida gracias a la confianza y al apoyo constante de la comunidad internacional".

Reconoció que a lo largo de los años han existido "diferencias" que se han podido superar "entendiendo todos que la paz es posible en la medida en que logremos eliminar el narcotráfico", del que dijo es uno de los principales obstáculos para implementar el acuerdo firmado en 2016 entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

RESPALDO AL PAÍS

Por su parte, Menéndez destacó que "para la MAPP/OEA es un privilegio y una responsabilidad seguir sumando a la paz del pueblo colombiano".

Recordó que el mandato lo han asumido con independencia e imparcialidad, así como con la decidida "voluntad de acompañar todos los esfuerzos de paz que Colombia realiza".

Menéndez subrayó que cuando la Misión llegó a Colombia, en 2004, traía unas experiencias pero la realidad del país los dejó ante un "desafío enorme" y en estos 17 años han visto los esfuerzos de la comunidad internacional, del Gobierno y de su gente para alcanzar la paz.

El jefe de la MAPP/OEA recalcó que las 18 oficinas regionales y su sede en Bogotá seguirán centradas temas decisivos como el apoyo a las víctimas, los procesos de reincorporación y los programas de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos.

Igualmente lo harán en el seguimiento a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), la reforma rural integral prevista en el acuerdo de paz con las FARC e iniciativas de desminado.

A la firma del Octavo Protocolo de la MAPP/OEA asistieron representantes de Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Noruega, países aliados en la construcción de la paz de Colombia.