EFEBuenos Aires

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, expresó este viernes su deseo de que el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) vuelva a ser presidente de Brasil, al compartir escenario en un acto multitudinario en el que se celebró el Día de la Democracia en Argentina en coincidencia con los dos primeros años del mandato de Alberto Fernández.

"Yo sé que Dios nos va a escuchar y la Virgen también para que Lula vuelva a ser presidente de Brasil", dijo Cristina Fernández y agregó: "No lo necesitamos nosotros, lo necesitan millones de brasileños y brasileñas que quieren volver a sentirse incluidos, a tener un trabajo y un salario digno, a poder llevar a sus hijos a la universidad".

Lula, sentado en el escenario escuchaba cómo la muchedumbre en la Plaza de Mayo comenzó a corear: "Lula va a volver, va a volver, va a volver, Lula va a volver".

Cristina Fernández, agarrada al micrófono, sonrió y giró para decirle a Lula: "Mire, compañero, no es que pronostique nada, pero cada vez que cantaron eso no se equivocaron", lo que provocó la sonrisa del ex mandatario.

Aunque el Gobierno argentino lo descartó, la presencia de Lula da Silva en la celebración de este viernes en la Casa Rosada,, se consideró e algunos medios de prensa en el país vecino la causa por la cual el Gobierno de Brasil, que ejerce la presidencia temporal del Mercosur, decidió que la próxima cumbre del bloque, el 17 de diciembre, se haga virtual.

Pese a que la cancillería brasileña se abstuvo de explicar el motivo de la suspensión de los encuentros presenciales, fuentes del Ministerio citadas por la prensa afirmaron que se trata de una medida preventiva ante la amenaza de una nueva ola de la pandemia de la covid-19 y la aparición de la variante ómicron, que es más contagiosa.

 Poco antes en el mismo acto, s Lula había reinvidicado el como "el mejor" el período 2001 a 2012 para América del Sur, cuando con sus pares "compañeros progresistas", "socialistas", "humanistas", fue el "mejor momento" de "la democracia de nuestra Patria Grande" y había afirmado que había tenido una "convivencia extraordinaria" con el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y "excepcional" con la propia Cristina Fernández (2007-2015).

Luego señaló que la "persecución" que lo colocó en la cárcel es la "misma persecución" que persiguió a Cristina Fernández .

Los sondeos de opinión divulgados hasta la fecha sitúan a Lula como el máximo favorito de cara a las elecciones presidenciales de octubre de 2022.