EFELa Habana

Más de seis décadas después de que Fidel Castro pronunciara su célebre frase "patria o muerte" cada vez más cubanos enarbolan el nuevo lema "patria y vida" para pedir el fin del comunismo, en un momento de fuerte polarización política agravada por las penurias económicas, la escasez y las colas.

"No tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria: la de la libertad o la muerte. Solo que ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir patria. Y la disyuntiva nuestra sería ¡patria o muerte!", proclamó Castro en marzo de 1960.

"No más mentiras. Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas. Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida", propone en febrero de 2021 la canción con la que algunos de los músicos cubanos más relevantes del momento -Yotuel, Gente de Zona y Descemer Bueno- han hermanado al hasta ahora disperso colectivo que desea un cambio político.

DE LAS REDES A LA PIEL

Mientras el tema supera los dos millones de visualizaciones en Youtube, los cubanos dentro y fuera de la isla toman partido por una u otra frase. Con ello se reafirman como partidarios o detractores del sistema de partido único y economía centralizada impuesto por Fidel, prolongado por su hermano Raúl y desde 2018 con el presidente Miguel Díaz-Canel al timón.

Paquita Armas, periodista y escritora de 71 años, ha agregado a su foto de perfil en Facebook el marco "Patria o muerte". Es defensora a ultranza de la Revolución porque, asegura, pese a su infancia pobre pudo estudiar y acceder a atención médica gratuita.

"Como millones de cubanos y cubanas he dicho, gritado, dibujado, el patria o muerte a lo largo de mi existencia, no porque quiera la muerte sino porque quiero la vida de mi patria, que están tratando de truncarla los vecinos del norte (EE.UU.) desde mucho antes de 1959", explica a Efe.

La estudiante de 21 años Rosabel Joya, sin embargo, ha optado por el marco "Patria y vida" porque asocia la Revolución a la escasez de productos básicos, libertades civiles y oportunidades para los jóvenes en Cuba.

"Puse el logo en mi Facebook para que vean que somos más, que nos hacemos fuertes y saldremos a luchar por nuestros derechos. Queremos libertad, buenos salarios y una mejor vida, y me alegra que cada vez sean más los artistas que de una forma u otra levantan su voz", declara a Efe.

Y agrega: "siempre hemos gritado 'patria o muerte'. ¿Por qué muerte? ¿Acaso los cubanos tenemos que morir por Fidel Castro, por esta dictadura o por ellos? Nosotros queremos libertad".

Algunos no se conforman con un hashtag o un marco en su foto de perfil, como Heikel Alcorta, un youtuber aficionado de la provincia de Sancti Spiritus (centro) que se ha tatuado la frase "Patria y vida" en el hombro.

"Me tatué 'Patria y vida' porque quiero vivir en una patria donde no se juzgue a nadie por pensar diferente y donde no opriman a las personas solo por no tener el mismo criterio. Además, es algo más bonito que patria o muerte. Es una consigna de libertad", explica a Efe este cubano de 22 años.

El Gobierno de Díaz-Canel se ha tomado muy en serio la nueva cruzada en su contra y ha contraatacado con una intensa campaña con en los medios estatales, en especial en el periódico oficialista Granma, que durante días ha dedicado sus portadas a defender las ideas vinculadas a la consigna de Fidel Castro.

Uno de los artículos, titulado precisamente "Patria o muerte", calificó de "trapero y cobarde" el tema musical, de "ratas" a sus autores y sostuvo que "no hay tiempo para amilanarse ante esos que pretenden pisotearnos la patria con una canción".

UN PARAÍSO EN VARADERO

Si bien la pugna entre oficialistas y disidentes no es algo nuevo en Cuba, hoy la polarización política es cada vez mayor por varios motivos.

Primero, la endémica crisis económica que arrastra el país, agudizada por el endurecimiento del embargo de EE.UU. y la pandemia de la covid-19, ya alcanza niveles extremos: escasean casi todos los alimentos y productos básicos y no básicos, las colas son interminables y en los pocos comercios que no están desabastecidos se impone el dólar, inaccesible para una parte de la población.

A esto se suma la generalización del acceso a internet y las redes sociales (los datos móviles llegaron a Cuba hace poco más de dos años) que hacen correr como la pólvora canciones pegadizas y potencialmente subversivas, como "Patria y vida".

Investigar el impacto de este éxito musical en las calles de La Habana no es fácil. La mayoría de transeúntes giran la cabeza huidizos cuando se les pregunta por el tema que define a Cuba como "publicidad de un paraíso en Varadero, mientras las madres lloran por sus hijos que se fueron".

Aun así, hay quien se moja, como Yudisleidy, cajera de 34 años.

"Me gusta mucho la canción. Expresa con exactitud todo lo que estamos viviendo en estos momentos y anteriormente. Todo lo que hemos pasado los cubanos desde que triunfó la Revolución", declara a Efe.

Ramón, oficial del Ejército de 34 años, opina todo lo contrario: "Yotuel, Gente de Zona y Descemer son cantantes cubanos que se criaron aquí. Cuba los hizo grandes en el mundo artístico. No eran nadie y aquí crecieron como artistas. Han tirado toda su cubanía por el piso. Para mí han dejado de ser cubanos", sentencia.

Atahualpa Amerise