EFESao Paulo

Un exdirectivo de Odebrecht confirmó este lunes en un interrogatorio en Brasil "todas las hipótesis de investigación" en las que se acusa al ex primer ministro peruano César Villanueva de haber recibido pagos ilícitos de parte del grupo empresarial, epicentro de una trama corrupta internacional.

El exdirector de inversiones de Odebrecht en Perú Eleuberto Martorelli prestó declaración ante los fiscales de la Lava Jato de ese país, en la ciudad de Curitiba, sur de Brasil, y detalló "varios pagos" ilegales para la construcción de una carretera en San Martín, en la época en que Villanueva era gobernador de esa región.

El fiscal coordinador de la Lava Jato en Perú, Rafael Vela, no ofreció detalles sobre presuntos montos específicos a Villanueva, pero dijo que "todas las hipótesis de la investigación se han comprobado".

"Toda la información ha sido abundante y corrobora la hipótesis de investigación que se están formulando", indicó Vela a los periodistas, a la salida del interrogatorio.

Asimismo, informó que el testimonio de Martorelli servirá para alimentar el pedido de prisión preventiva contra el ex primer ministro peruano, que se discutirá este martes en Lima y que ya ha sido negado en un primer término por la Justicia.

"Recalcar que la empresa Odebrecht se ha declarado expresamente culpable de haber realizado pagos ilícitos dentro de la ejecución de la obra San José de Sisa (en San Martín) y dentro del proceso mismo previo a la licitación", dijo Vela.

"Nos retiramos con una información que, desde nuestro punto de vista, confirma con toda la hipótesis de investigación, que llega con absoluta solidez el requerimiento de prisión preventiva (contra Villanueva) que se va a realizar en Lima el día de mañana", amplió.

Villanueva, que fue el primer jefe de Gobierno que tuvo el actual presidente peruano, Martín Vizcarra, es investigado por presuntamente haber recibido sobornos de Odebrecht a cambio de favorecer al grupo brasileño con la adjudicación de la carretera en San Martín.

Esas coimas fueron reveladas primeramente por el exdirector de Odebrecht en Perú Jorge Barata, que será nuevamente interrogado en Brasil esta semana, y podrían ascender hasta los 320.000 dólares, que es la cantidad que aparecía asignada en la contabilidad ilegal de la empresa al pseudónimo "Curriculum Vitae", con el que presuntamente se referían a Villanueva.

"Nos sentimos satisfechos de que todas las preguntas han sido respondidas con exhaustividad, hay mucha información aportada, es congruente con la ejecución del acuerdo de colaboración y con la información facilitada por la empresa", manifestó Vela.

También dijo que el testimonio de Martorelli coincide con el de Celso Gamarra, otro colaborador con las autoridades peruanas.

EL ABOGADO DE VILLANUEVA NIEGA SOBORNOS

Por su parte, Jaime Bustamante, abogado de Villanueva en el caso Odebrecht, negó que su cliente haya recibido pago ilícitos.

"No se pagó, el dinero programado era un dinero que no solicitó Cesar Villanueva, lo solicitó" el departamento que tenía Odebrecht para este tipo de prácticas irregulares, añadió al ser preguntado sobre un supuesto pago de 30.000 dólares para la construcción de la citada carretera.

"Martorelli ha declarado que esos montos estaban programados a pedido" de ese departamento de Odebrecht y "no a pedido de César Villanueva" y que no se efectuaron, "se consideraron como programados o presupuestos", pero al final "se gastaron en una serie de cosas diferentes como apoyos que le pedían, temas relacionados con ONG, etc", explicó.

El letrado solo confirmó un pago como "aporte de campaña" hecho por los entonces directivos de Odebrecht en Perú, entre los que también aparece citado al exgerente de contratos Ricardo Paredes, pero como "cosas suyas".