EFEMiami

El Comité Nacional Demócrata pelea en la Corte de Apelaciones del Onceavo Circuito de Atlanta (Georgia, EE.UU.) contra una antigua ley de Florida que da prioridad en la papeleta al candidato del mismo partido del gobernador a cargo durante las elecciones, en este caso el republicano Ron DeSantis.

Los demócratas argumentan que la ley, aprobada inicialmente en 1951, es inconstitucional y se presta para el llamado "efecto de primacía", que da una ventaja a los candidatos que aparecen primero en la papeleta.

Subrayan que algunos electores independientes votarán por el candidato republicano únicamente porque figura en primer lugar.

El juez de distrito Mark Walker falló en primera instancia a favor de los demandantes al considerar que la Constitución de Estados Unidos no permite que "un estado ponga su pulgar en la balanza y otorgue una ventaja electoral al partido en el poder", pero el caso fue apelado por el gobernador DeSantis.

Argumentando la "importancia excepcional", los demócratas buscan ahora que la corte federal de apelaciones en pleno acepte el desafío a la ley de Florida, después del revés que sufrieron el pasado 3 de septiembre.

En esa ocasión, un panel de tres jueces del tribunal de Atlanta rechazó la impugnación al considerar que involucra "cuestiones políticas" que los jueces no pueden resolver.

Los demandantes, que incluye a Priorities USA y otras organizaciones demócratas, argumentan que la Corte Suprema de EE.UU. en "muy raras ocasiones" considera cuestiones políticas fuera del ámbito de los jueces federales.

En Florida, en las elecciones legislativas de 2018, el diseño de la papeleta en el condado de Broward, de mayoría demócrata, fue puesto en entredicho porque muchos votantes no marcaron la competencia por el Senado estatal.

Esta contienda legislativa estaba ubicada en la parte inferior de una primera columna, debajo de instrucciones en inglés, español y creole sobre cómo llenar la papeleta.

Los electores miraban directo a la segunda columna, en el centro de la papeleta, donde estaban los candidatos para gobernador, y seguían después con las siguientes páginas sin votar por Senado.

El demócrata Bill Nelson, que buscaba la reelección, perdió contra el republicano Rick Scott, por 10.300 votos, de un total de cerca de 4,2 millones emitidos.

El diseño de la papeleta le pudo haber costado a Nelson perder 9.658 votos, según los datos oficiales.

Este año, la papeleta electoral de noviembre en Florida incluye la elección presidencial, como también congresistas federales y cargos estatales y locales.

El presidente de EE.UU., el republicano Donald Trump, enfrentará el próximo 3 de noviembre al demócrata Joe Biden, quien le lleva una ventaja de 6,5 puntos en las encuestas de opinión nacional y en Florida 1,1, según el portal especializado Real Clear Politics.