EFEBogotá

El presidente del Partido Comunes, Rodrigo Londoño, denunció este lunes el asesinato de Yolima Pérez Olaya, una desmovilizada de las FARC que estaba en proceso de reincorporación en el departamento del Meta (centro).

"Con ella son once las mujeres firmantes asesinadas impunemente ante la mirada impávida del gobierno (del presidente colombiano Iván) Duque", según escribió Londoño en su cuenta de Twitter.

Londoño, que fue el último jefe de la cúpula de la entonces guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), añadió que le pedía a Duque su "solidaridad para detener estos asesinatos".

La Corporación Nacional de Reincorporación Comunes detalló en un comunicado que Pérez, de 34 años de edad, "fue hallada sin vida en su vivienda en la madrugada de hoy" en la localidad de Mesetas.

La información agregó que la mujer estaba en su proceso de reincorporación y desarrollaba un proyecto productivo, así como su formación académica y para el trabajo.

Igualmente dijo que "se caracterizaba por su alegría, energía y empoderamiento en la defensa y lucha por los derechos de las mujeres".

Pérez formaba parte de las organizaciones de mujeres "Chocolate entre amigas" y hacía seguimiento a la implementación del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC en 2016 a través de la "Veeduría de mujeres".

La Corporación aseguró que "este caso es evidencia de la necesidad de la implementación integral del Acuerdo de Paz, con enfoque de género, territorial, étnico y diferencial que nos permita construir paz con justicia social".

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) dijo en marzo pasado que desde la firma del acuerdo de paz han sido asesinados 306 desmovilizados, incluidas 10 mujeres, entre ellas una indígena del departamento del Cauca (suroeste).