EFEPanamá

José Domingo Arias, excandidato a la Presidencia de Panamá del partido del exmandatario Ricardo Martinelli, fue detenido hoy provisionalmente para que declare sobre la supuesta entrega de dinero de la constructora brasileña Odebrecht a su campaña política, informó su defensa.

Arias fue detenido provisionalmente tras ser retenido hoy en el Aeropuerto de Tocumen cuando iba a viajar sin notificarlo al Ministerio Público, que le indaga por supuestamente recibir dinero de Odebrecht para su campaña política.

Arias se encuentra en medio de un proceso de indagatoria y no había notificado su movimiento, por lo cual fue retenido en la terminal área, la principal terminal aérea del país, para trasladarlo a la Fiscalía que instruye su caso, dijo a Efe una fuente judicial.

Armando Guerra, abogado de Arias, dijo a los periodistas que el excandidato presidencial fue llevado ante la Fiscalía Anticorrupción, que ordenó aprehensión provisional de 48 horas a fin de que mañana continúe con la indagatoria.

Guerra indicó que "es una orden de aprehensión provisional y no una orden de detención preventiva".

"Es una orden de aprehensión provisional fiscal hasta tanto se decida la situación jurídica" de su cliente, añadió Guerra, quien destacó además que el Ministerio Público consultará mañana en el Tribunal Electoral la existencia de "un posible fuero electoral" de Arias.

El pasado 10 de junio, tras su primera cita indagatoria, Arias, excandidato del partido Cambio Democrático (CD) de Martinelli (2009-2014), negó haber recibido dinero de Odebrecht para apoyar su campaña política en las elecciones generales de 2014.

"No, no recibimos fondos de Odebrecht" para la campaña, dijo Arias a los periodistas luego de terminar con una larga sesión de indagatoria ante la Fiscalía Anticorrupción por ese asunto.

El político remarcó esa vez que "la verdad es la verdad", que esta "fue entregada y aportada el día de hoy", y aclaró que siempre tuvo "la responsabilidad total de su campaña".

Agregó que no se le dio ninguna medida cautelar y que acudirá las veces que la Fiscalía lo considere para aportar "las pruebas que son necesarias para verificar la transparencia" de su campaña.

El 11 de mayo pasado se conoció en Panamá la confesión de la publicista brasileña Mónica Moura, quien declaró que Odebrecht acordó con Martinelli financiar ilegalmente con 16 millones de dólares la campaña de Arias en las elecciones de 2014, que terminó ganando el actual mandatario, Juan Carlos Varela.

Moura aseguró que sus trabajos como publicista en Panamá tuvieron como intermediario al director general de Odebrecht en ese país, André Rabello.

Arias no quiso referirse a la confesión de Moura y solo expresó: "cuando en su momento se termine todo el tema judicial vamos a tener la oportunidad de poder hacer ya una revisión" del asunto.

El abogado y exembajador de Panamá en la OEA Guillermo Cochez denunció en febrero de 2016 que el esposo de Moura, Joao Santana, estaba siendo investigado en Brasil y que había trabajado en la campaña panameña de 2014.

La Fiscalía panameña dijo a mediados de año que tiene abiertas 24 investigaciones en torno a Odebrecht con al menos 36 imputados, entre ellos dos hijos del expresidente Martinelli, Ricardo y Luis Enrique Martinelli Linares, quienes tienen orden de captura internacional.

La dimensión del escándalo se conoció a fines de 2016, cuando el Departamento de Justicia de EE.UU. reveló que Odebrecht admitió haber pagado 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, 59 millones de los cuales fueron pagados en Panamá entre 2009 y 2014.