EFELa Habana

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró este miércoles que "en ningún caso" asistirá a la controvertida Cumbre de las Américas de Los Ángeles (EE.UU.) a la que Washington aún no lo ha invitado.

"Se sabe que el Gobierno de Estados Unidos concibió desde un inicio que la Cumbre de las Américas no fuera inclusiva. Era su intención excluir a varios países, entre ellos Cuba, a pesar del fuerte reclamo regional a que se le pusiera fin a las exclusiones", escribió el mandatario en Twitter.

Estados Unidos comenzó a enviar las invitaciones desde la semana pasada pero hasta el momento no ha trascendido si cedió ante los reclamos de gobiernos de la región como México, Chile, Bolivia, Argentina y Guatemala para incluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Washington dijo en un principio que no pensaba invitar a estos países porque no respetaban la democracia.

La Casa Blanca llegó a barajar la posibilidad de que asistiera una representación de la isla, pero que esta no se tratara ni del ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez ni del presidente Díaz-Canel.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, llegó a afirmar, días después de visitar Cuba, que si se excluía a Managua, La Habana y Caracas no asistiría a la reunión.

En los días posteriores, los presidentes de Bolivia y Guatemala, Luis Arce y Alejandro Gianmattei, respectivamente, también señalaron que no harían acto de presencia si había excluidos.

"Agradecemos la valiente y digna posición de los países que han levantado su voz contra las exclusiones. Compartimos la posición de los líderes de la región que han reclamado con firmeza que todos tienen que ser invitados en pie de igualdad", continuó Díaz-Canel.

Al cerrar un hilo con cuatro mensajes, el mandatario remató que, pese a su ausencia, "la voz de Cuba se hará escuchar en la IX Cumbre de las Américas".

En esta misma línea, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó este martes que "la voz de Venezuela, la voz de Cuba y la voz de Nicaragua llegarán a Los Ángeles en las grandes protestas del pueblo".

Ese mismo día, y de forma sorpresiva, los líderes de Nicaragua, Venezuela y Cuba convocaron para este viernes la XXI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).