EFESan Salvador

Doce testigos declararán durante el juicio que comenzó hoy y se extenderá "varios" días contra el ex fiscal general salvadoreño Luis Martínez (2012-2015), acusado de revelar unas grabaciones reservadas de un sacerdote español, informó el Centro Judicial de El Salvador.

La fuente judicial indicó que este lunes rindieron su declaración dos de los doce testigos aportados por la Fiscalía y el resto continuará mañana a las 08.30 hora local (14.30 GMT), ya que se decretó receso.

En la diligencia, que se desarrolla en el Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador, el exfiscal es acusado de revelar unas grabaciones reservadas que fueron utilizadas como prueba en un proceso contra un sacerdote español.

Martínez fue enviado a juicio por el juez Mario Mira Montes, del Juzgado Octavo de Instrucción de San Salvador, y es acusado de usar conversaciones privadas e íntimas del sacerdote español Antonio Rodríguez en un proceso legal que se siguió en su contra por su papel de intermediario entre las pandillas en 2014 durante un armisticio de estas estructuras.

Dichas conversaciones fueron, según el religioso, utilizadas para obligarlo a confesar delitos en su mediación entre pandillas y autoridades, presiones por las que inclusive tuvo que dejar el país un tiempo.

Las mismas fueron reveladas a líderes del clero salvadoreño y al representante del papa en El Salvador y filtradas a medios de comunicación locales.

El exfiscal Martínez también afronta un proceso también en etapa de instrucción por supuestamente cometer fraude procesal para favorecer al empresario Enrique Rais.

Y se enfrenta a otro proceso por 15 supuestos delitos de corrupción, en el que está involucrado el expresidente Mauricio Funes (2009-2014).

Según la Fiscalía General de la República (FGR) Martínez recibió de parte de Funes 935.000 dólares para evitar que investigara la polémica tregua de pandillas que se estableció durante el mandato del expresidente, actualmente asilado en Nicaragua.