EFECiudad de Panamá

El jefe de la misión diplomática de Estados Unidos en Panamá, Stewart Tuttle, dijo que su país coopera con las autoridades panameñas para combatir la corrupción y el lavado de dinero, pero que hacen falta condenas por esas causas en la nación centroamericana.

"Es importante que se tengan" las condenas, "si hablas con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), ellos dirán que el problema de Panamá no es de leyes sino de su implementación y cumplimiento. Y de la condena de personas. Eso es lo que falta y lo que se espera", dijo el diplomático en una entrevista publicada este viernes por el diario panameño La Prensa.

Panamá fue incluida en el 2014 en la lista gris del GAFI, de países que presentan deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo. Logró salir en el 2016 pero fue reinsertada en junio de 2019 y allí permanece.

El país centroamericano, que lucha desde hace años contra la imagen de paraíso fiscal, también permanece en la lista negra de la Unión Europea (UE), que considera "pernicioso" el sistema fiscal panameño, según informó el Gobierno de Laurentino Cortizo el pasado 29 de septiembre.

Tuttle reconoció que Cortizo "ha hecho hincapié en que la lucha contra la corrupción es sumamente importante", y que EE.UU. se toma "eso muy en serio en temas de lavado de dinero y corrupción".

"Estamos desarrollando casos en conjunto con el FBI (el Buró Federal de Investigaciones de EE.UU.) y oficiales panameños, para poder llevarlos a juicio. Estamos optimistas de que estos casos lleguen a un resultado", dijo el representante diplomático.

Estados Unidos y Panamá pusieron en marcha en el 2020 una fuerza de tarea conjunta enfocada "en desmantelar redes de lavado de dinero y reforzar las capacidades para investigar y llevar a juicio los casos", de acuerdo con la información oficial.

"Hay un esfuerzo de poder enjuiciar y condenar a los delincuentes que se visten con camisa y corbata, que tienen buena pinta y vista al mar", dijo Tuttle, quien es el Encargado de Negocios de la Embajada estadounidense y jefe de misión mientras se confirma la designación de un embajador.

ATRACCIÓN DE INVERSIONES ESTADOUNIDENSES

En una visita a Panamá en octubre de 2020, el Consejero del Departamento de Estado de EE.UU., Thomas Ulrich Brechbuhl, dijo que una de las varias cosas que se estaban haciendo para atraer mayor inversión de Estados Unidos al país centroamericano era precisamente combatir la corrupción y el blanqueo.

Pero sigue habiendo muy pocos contratistas estadounidenses participando en licitaciones en Panamá.

Para atraer inversión "de países responsables" hay que "tener sistemas de inversión transparentes, con reglas claras para todos y que se cumplan", dijo Tuttle.

"En esas condiciones va a haber muchísimo interés de empresas norteamericanas, pero se trata de establecer condiciones correctas para atraer inversiones. Eso es lo que esperamos", agregó.

Tuttle recordó que Estados Unidos "es el socio más importante de Panamá, el inversor más significativo, el que más intercambios bilaterales tiene, el mayor usuario del Canal (interoceánico), y todo eso va a seguir, con tal que sea una relación responsable".

EL CASO MARTINELLI

Estados Unidos extraditó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) a Panamá por un caso de espionaje político en junio de 2018, después de un año detenido en ese país mientras batallaba contra su entrega a la Justicia panameña.

Este proceso ha sido muy complicado y continúa luego de que un primer juicio, en el que Martinelli fue declarado "no culpable", fue anulado por una corte de Apelaciones. Ahora, un proyecto de fallo del Supremo filtrado a la prensa amenaza con anular todo el proceso.

"Nosotros cumplimos con nuestra responsabilidad (con la extradición). Si el sistema judicial panameño decidiera eso (anular el juicio) en este o cualquier otro caso, por manipulaciones, coimas o favores políticos sería muy preocupante. Y estaríamos muy decepcionados", afirmó Tuttle.

Recalcó que "el derecho de juzgar la constitucionalidad de proceso en Panamá está en manos de la Corte" Suprema, y que la EE.UU. le "preocuparía" si se entera "de corrupción o manipulación del sistema".