EFEBuenos Aires

El asesor especial del Gobierno de los Estados Unidos para la IX Cumbre de las Américas, Christopher Dodd, dijo este jueves, tras reunirse en Buenos Aires con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, que espera que el país suramericano sea un "participante activo" en la cita hemisférica que se celebrará en junio.

Dodd, un exsenador demócrata designado como asesor especial de la Casa Blanca para la cumbre, se reunió en la capital argentina con Fernández y el secretario de Asuntos Estratégicos del Gobierno argentino, Gustavo Beliz.

"El presidente Biden me pidió, en mi rol de asesor especial de la Casa Blanca para la Cumbre de las Américas, que me reuniera con líderes de toda la región, incluida Argentina, para colaborar en nuestra agenda positiva para la cumbre.", dijo Dodd en declaraciones difundidas por la embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires.

El enviado señaló que en su encuentro con Fernández enfatizó la" fortaleza" de la relación de Estados Unidos con Argentina, construida sobre el "compromiso compartido con la democracia, los derechos humanos y la prosperidad económica".

"Reiteré nuestra esperanza de que Argentina sea un participante activo de la cumbre, lo cual es especialmente importante dado su rol como líder regional", afirmó Dodd, quien destacó que Argentina tiene "mucho que aportar" a las discusiones que se desarrollarán en la cumbre.

ARGENTINA NO QUIERE "EXCLUSIONES"

La portavoz de la Presidencia argentina, Gabriela Cerruti, dijo este jueves, antes del encuentro de Fernández con Dodd, que el mandatario decidirá en los "próximos días" si asistirá a la Cumbre de las Américas que se celebrará en la ciudad estadounidense de Los Ángeles del 6 al 10 de junio.

"Una Cumbre de las Américas tiene que ser una cumbre sin exclusiones. Es la postura del presidente (Fernández) y la que está llevando el canciller (Santiago) Cafiero a cada uno de los foros en que este tema se debate", dijo Cerruti en una rueda de prensa.

La postura de Argentina responde a que la Casa Blanca ha dado a entender que Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a la Cumbre de las Américas, lo que ha causado malestar en varios Gobiernos de Latinoamérica, algunos de los cuales no asistirán a la cita hemisférica en rechazo a esa decisión.

"El presidente (Alberto Fernández) ya anticipó que él está sosteniendo la misma postura que la mayoría de los países de latinoamérica, y como presidente de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), de una cumbre sin exclusiones", insistió Cerruti.

LLAMADO CONJUNTO CON MÉXICO

La próxima Cumbre de las Américas fue parte del diálogo mantenido este jueves en México por el canciller argentino, Santiago Cafiero, y el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard.

Al término de esa reunión, emitieron un comunicado conjunto en el que "reconocieron que la situación geopolítica actual, así como la contingencia sanitaria internacional y las consecuencias económicas, sociales y humanitarias que esto genera han dejado en claro que el diálogo y la cooperación son herramientas indispensables para que la humanidad pueda superar estos desafíos".

"Por ello, México y Argentina hacen un sentido y urgente llamado para que la IX Cumbre de las Américas se consolide como el espacio de diálogo plural, abierto e incluyente, en el que todos los países de la región tengan la oportunidad de contribuir a la construcción de los consensos que necesita el hemisferio", indica el comunicado.