EFEWashington

El Gobierno de EE.UU. menospreció este martes los acuerdos que el chavismo y un sector minoritario de la oposición firmaron este lunes y dijo que cualquier diálogo debe incluir al jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

"Maduro y sus compinches atrajeron a un pequeño grupo marginal de políticos a participar en un llamado diálogo y lo distorsionó como si hablaran en nombre de la oposición democrática", afirmó en un comunicado el Departamento de Estado.

"Cualquier negociación seria -añadió- debe darse entre el antiguo régimen (de Nicolás Maduro) y el presidente interino Guaidó", dijo Estados Unidos, que desde enero considera a este líder opositor como mandatario legítimo de Venezuela.

El acuerdo entre el oficialismo y parte de la oposición llegó después de que Guaidó abandonara los diálogos auspiciados por Noruega en Barbados.

Según EE.UU., "Maduro saboteó las negociaciones facilitadas por Noruega, negándose a comprometerse seriamente en el retorno a la democracia en Venezuela" y demostrando su "rechazo a negociar de buena fe".

"De nuevo, el régimen ve las negociaciones como una táctica dilatoria y ha minado los esfuerzos de buena fe para encontrar una solución política pacífica", añadió.

Asimismo, Washington "elogió" a Guaidó por lo que a su entender fue una participación de buena fe en la mesa de diálogo con el chavismo, "presentándose constantemente a la mesa con propuestas serias a pesar de los agresivos ataques en su contra".

En la nota, el Departamento de Estado recordó que no levantará las sanciones hasta que Maduro abandone el poder y también la activación la semana pasada del tratado militar TIAR "para hacer frente a la amenaza que representa" el mandatario venezolano.

El Gobierno y un grupo de partidos de oposición presentaron este lunes una mesa de diálogo que contempla la vuelta del oficialismo a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), la renovación de las autoridades electorales y la liberación de los políticos presos.