EFEManagua

El veterano militante sandinista Donald Mendoza dijo que Estados Unidos mira "como un peligro" al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que este viernes cumple 60 años de fundación, del cual, indicó, "es la única alternativa para sacar de la pobreza" al país centroamericano, el tercero más empobrecido de América.

Washington "siempre nos tiene con la mira puesta, nos mira como un peligro" al FSLN, señaló a Efe Mendoza, que fue agregado militar de Nicaragua en Estados Unidos durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990).

"Nicaragua no tiene armas nucleares para que nos miren como un peligro, pero así nos mira Estados Unidos", agregó, aunque no aportó ninguna prueba.

Para el mayor retirado del Ejército, conocido con el seudónimo "Comandante 31" y con el alias de "Cara de Piña", "el problema es la bandera que ha levantado Daniel (Ortega) y el FSLN toda la vida, que es el patriotismo, el no alineamiento, y eso no le gusta a la posiciones geopolíticas de los Estados Unidos".

FSLN NACE TRAS VIAJE A CUBA

Durante una entrevista improvisada mientras un equipo de Efe realizaba un recorrido en Managua para ilustrar el 60 aniversario del FSLN, Mendoza elogió al presidente del país, el exguerrillero Daniel Ortega, que retornó al poder en 2007, a quien tildó de "líder indiscutible, revolucionario, sensible, humano", y a los sandinistas por llegar a su 60 aniversario.

"Estamos cumpliendo 60 años en que fue fundado el FSLN por un grupo de hermanos revolucionarios de aquella época", entre los que mencionó al coronel Santos López, miembro del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional que lideró Augusto C. Sandino (1895-1934), un héroe nacional que luchó contra la ocupación de tropas estadounidenses en Nicaragua entre 1927 y 1934.

Explicó que previo a la fundación del FSLN se crearon movimientos inspirados en la revolución cubana de 1959 que encabezó el fallecido Fidel Castro.

"Las inquietudes en Nicaragua de formar un grupo que enfrentara a la dictadura somocista, fue algo trascendental. Esa fue una idea de Carlos Fonseca Amador (uno de los fundadores del FSLN), por eso viajan a Cuba y arman el eslabón", aseguró.

Recordó que en octubre de 1963, durante la primera acción guerrillera del FSLN desarrollada en Raití-Bocay, en el departamento de Jinotega (norte), "casi es aniquilada toda la guerrilla", y en 1967, en Pancasán, Matagalpa (norte), la Guardia Nacional eliminó otro foco guerrillero.

Posteriormente vino "un proceso de silencio de 1967 a 1974", de "acumulación de fuerzas y explota" el 27 de diciembre de 1974 cuando un comando sandinista asaltó la residencia de José María Castillo, uno de los ministros del presidente Anastasio Somoza Debayle, fallecido la noche del ataque, y que permitió la liberación de un grupo de reos políticos, entre ellos Ortega, que llevaba 7 años en prisión.

DICE QUE FSLN RESTITUYE DERECHOS

De 1974 a 1979 el FSLN entra en una etapa de división interna y se crean tres tendencias que se logran unificar a cuatro meses del derrocamiento de la dictadura de Somoza Debayle y "18 años después de la fundación del FSLN se produce el triunfo anhelado por el pueblo nicaragüense".

Durante la primera etapa revolucionaria (1979-1990), dijo el veterano militante, se puso en práctica una economía mixta, la reforma agraria y una campaña de alfabetización.

"Se defendió la revolución porque vino una agresión armada y entramos en una etapa de una guerra sin cuartel que la promovió el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, que prácticamente desbastó la economía del país", agregó.

En 1990 el FSLN perdió el poder en las urnas cuando Ortega fue derrotado por Violeta Barrios de Chamorro, y comenzaron "16 años difíciles" en la oposición, señaló Mendoza, que el 20 de agosto de 1993 lideró el "Comando por la Dignidad de la Soberanía Nacional" que secuestró a una veintena de líderes de la desaparecida Unión Nacional Opositora (UNO), entre ellos al entonces vicepresidente de Nicaragua, Virgilio Godoy.

Tras el retorno de los sandinistas al poder, en 2007, el modelo del FSLN es trabajar por la restitución de los derechos sociales de los nicaragüenses, sostuvo.