EFEBogotá

El Ejército colombiano entregó este lunes a la Fiscalía colombiana información sobre el caso que ese organismo investiga de espionaje militar a periodistas, políticos opositores y defensores de derechos humanos, informaron fuentes castrenses.

"El Ejército Nacional aportó información a la Fiscalía General de la Nación, que puede ser incorporada en el marco de las investigaciones que viene adelantando este organismo en referencia a las recientes revelaciones sobre presuntos 'perfilamientos ilegales'", detalló la institución en un escueto comunicado.

Según la investigación "Las carpetas secretas", publicada el pasado 1 de mayo por la revista Semana, integrantes del Ejército espiaron entre febrero y diciembre de 2019 a por lo menos 130 personas, incluidos periodistas, políticos, defensores de derechos humanos e incluso a funcionarios del alto Gobierno.

En ese sentido, el Ejército manifestó "su disposición de colaboración con la Fiscalía General de la Nación, que permita contribuir en el esclarecimiento de los hechos y en la averiguación de las responsabilidades individuales".

"De acuerdo con las directrices y políticas del Gobierno Nacional, de cero tolerancia ante hechos de corrupción, el Ejército Nacional reafirma su compromiso con la transparencia y la legalidad", añadió la información.

El lunes pasado, la Fiscalía citó a interrogatorio de la Fiscalía al general en retiro Nicacio Martínez, comandante de la institución durante los meses de la operación informática.

El fiscal general, Francisco Barbosa, agregó entonces que los datos revelados por Semana, "que darían cuenta de otros ilícitos, serán incorporados a la investigación que adelanta la fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia".

De igual forma, organizaciones no gubernamentales pidieron el sábado a la Corte Penal Internacional (CPI) "su intervención" para que los responsables del espionaje sean llevados a la Justicia.

La red Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU), que agrupa 281 organizaciones sociales y ONG defensoras de derechos humanos, pidió también a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que tome cartas ante la "grave situación" por el caso del espionaje en Colombia.

Al respecto el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, manifestó hoy que el Gobierno "no tolerará a quienes deshonren el uniforme o realicen prácticas contrarias a la ley".

"Se trata de conocer la verdad y de que la legitimidad de nuestras fuerzas se base en la transparencia, no de cometer injusticias ni de buscar chivos expiatorios", aseguró el ministro en una declaración.