EFEBuenos Aires

El candidato presidencial argentino Roberto Lavagna, que quedó tercero en las elecciones primarias de agosto con el 8,15 % de los votos, descartó este martes formar parte de cualquier gobierno resultante de las presidenciales del 27 de octubre si no es él el vencedor.

En una entrevista concedida a Radio La Red y cuestionado por si tras los comicios será "presidente o nada", Lavagna respondió "nada", después de que en los últimos meses el favorito a hacerse con la Presidencia, el también opositor Alberto Fernández, del peronista Frente de Todos, haya halagado a Lavagna de manera pública.

El candidato de Consenso Federal 2030 y exministro de Economía entre 2002 y 2005, quien contribuyó a sacar a Argentina de la crisis económica y social del 2001, insistió en que viene "diciendo desde hace ya mucho tiempo" que no formará parte de un ejecutivo que no sea el suyo.

"Lo que puedo también aclarar es que eso no significa que el espacio político de Consenso Federal 2030 no esté dispuesto a sentarse en una mesa de diálogo", puntualizó Lavagna, de 77 años.

Después de las primarias, Fernández, que lleva como candidata a vicepresidenta a la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015), dijo que a cualquiera "le gustaría" tener a un ministro de Economía como Lavagna y, hace poco, indicó que querría que un eventual gobierno suyo tendrá en esa cartera a alguien "fuerte".

"Lo aprendí de Lavagna", especificó en ese momento.

En sus declaraciones radiales, Lavagna se refirió a las perspectivas económicas de Argentina tras las elecciones, después de que a las primarias les siguiera un recrudecimiento de la crisis económica que comenzó en el país en abril de 2018, con alta inflación y devaluación de la moneda local que se ha traducido, entre otras situaciones, en un aumento de la pobreza.

Lavagna llamó a no hacer "catastrofismo" antes de tiempo ante economistas que aseguran que la inflación se situará entre el 60 % y el 70 % en el total de 2019 en Argentina -de enero a agosto, último dato oficial conocido, fue del 30 %, mientras que la cifra interanual marca un 54,5 por ciento-.

Como sucedió en agosto, las elecciones pueden funcionar como un nuevo punto de inflexión para la economía del país.

El tercer candidato más votado en las primarias habló, por último, sobre el primer debate presidencial, que tuvo lugar el pasado domingo entre los seis hombres que de disputarán la Presidencia del país suramericano.

Lavagna sintió que en esa cita pudo contribuir "poco" a "disminuir (la) fuerte polarización que predomina en la política argentina", dividida en su gran mayoría entre el opositor Fernández y el actual presidente, Mauricio Macri.

"Sentí que estaba en algo en lo cual yo no podía aportar demasiado", lamentó.

Los seis candidatos se volverán a ver las caras en un segundo debate presidencial el próximo domingo, día 20, a falta de una semana para las elecciones.