EFECaracas

El vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, aseguró este martes que la Unión Europea (UE) no ha aceptado enviar una misión de observación electoral porque le tienen "terror" a Estados Unidos.

"Si ellos quisieran enviar a alguien a Venezuela le enviarían sin ningún tipo de problema pero le tienen terror a lo que diga Estados Unidos", afirmó Cabello en una rueda de prensa del PSUV.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell afirmó ayer lunes que hay una "ventana de oportunidad" para que la UE pueda enviar una misión de observadores a las elecciones legislativas venezolanas, aunque insistió en que todavía no se dan las condiciones para ello.

"Por el momento no se cumplen las condiciones, pero seguimos pensando que hay una ventana de oportunidad", indicó Borrell en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros de Exteriores de la UE.

En cualquier caso, recalcó que, para poder enviar esa misión de observadores, "se tiene que revisar el calendario" electoral, ya que indicó que es necesario "cinco o seis meses" de preparación, lapso que no ha tenido en cuenta el Gobierno venezolano para hacer la invitación.

En respuesta, Cabello dijo, obviando los plazos establecidos, que es decisión de la UE, puesto que ya "fueron invitados" tanto por el canciller Jorge Arreaza como por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y reiteró que "las puertas están abiertas".

"Si Borrell o la UE consideran que es conveniente, que hay una rendija, ojalá encuentre la rendija y la puerta que le hemos abierto para que vengan a Venezuela", dijo

Por su parte, el vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, que acudió a la rueda de prensa como jefe de campaña del PSUV para los comicios, afirmó que "las elecciones son el día domingo, 6 de diciembre, desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde".

"Por supuesto que estamos listos y dispuestos para discutir cualquier propuesta, pero las elecciones son el 6 de diciembre", sostuvo.

Finalmente, consideró una mentira que la UE necesite varios meses para organizar una misión de observación porque, según dijo, a otros países como Perú la han mandado con preparativos más rápidos.