EFEWashington

El primer juicio contra un asaltante del Capitolio estadounidense arrancó este lunes con la selección del jurado que juzgará a Guy Reffitt, un hombre de una organización de extrema derecha que acudió armado al ataque del recinto parlamentario.

Hasta ahora todos los condenados por asaltar el Capitolio el 6 de enero del año pasado para evitar la ratificación de la victoria electoral del ahora presidente, Joe Biden, habían cerrado acuerdos de culpabilidad con la Fiscalía, por lo que se ahorraron el juicio.

Reffitt, de 49 años, originario de Texas y miembro de la organización de extrema derecha Three Percenters, está preso en una cárcel de Washington por haber irrumpido en el Capitolio con una pistola.

La fiscalía lo acusa de obstruir el Congreso, de allanar el Capitolio portando un arma, de confrontar a los policías, de transportar armas de manera ilegal y de amenazar a sus tres hijos adolescentes si lo denunciaban, delitos de los que se ha declarado inocente.

Según se observa en fotografías adjuntadas en un documento judicial, Reffitt acudió al asalto del Capitolio con un chaleco antibalas, esposas y un casco con una cámara incrustada.

El acusado se enfrentó a la policía en la escalinata del Congreso mientras otros asaltantes entraban en el edificio y un agente le roció gas pimienta en los ojos.

La fiscalía sostiene además que Reffitt, de Wylie (Texas), transportó ilegalmente a la capital del país una pistola semiautomática y un rifle, y que al regresar a su casa amenazó a sus hijos, diciéndoles que "a los traidores se les dispara".

La defensa de Reffitt alega que su pistola no estaba cargada y que nunca llegó a entrar en el Congreso.

Un juez federal de Washington comenzó este lunes la selección de los 12 miembros del jurado popular y, según medios locales, descartó a una persona que vive cerca del Capitolio y que se siente emocionalmente vinculada a lo sucedido.

El 6 de enero de 2021, una turba de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021) irrumpió en el Capitolio cuando se celebraba una sesión conjunta de las cámaras para ratificar la victoria de Biden en los comicios del noviembre anterior.

Poco antes, Trump había pronunciado un discurso incendiario cerca de la Casa Blanca, donde animó a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio en medio de sus acusaciones infundadas de que los demócratas cometieron un fraude electoral en esa votación.

Las autoridades han acusado a más de 750 personas de distintos puntos del país por delitos como sedición, atacar a policías, destruir propiedades del Gobierno o entrar en un edificio de acceso restringido.

Más de 200 se han declarado culpables tras cerrar acuerdos con la fiscalía.

La semana pasada fue condenado a 75 días de cárcel Adam Johnson, cuya imagen dio la vuelta al mundo cuando durante el asalto al Capitolio posó con el atril de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.