EFESan Salvador

La Ley Especial de Migración y Extranjería de El Salvador se actualizará, tras el acuerdo alcanzado por los diputados, con la unión de normativas relacionadas "que estaban dispersas" y que tienen un promedio de 32 años de vigencia, informó hoy la Asamblea Legislativa.

La Ley del Migración, la Ley de Expedición y Revalidación de Pasaportes, la Ley Especial para Residentes Rentistas y la Ley de Extranjería se unirán todas bajo la Ley Especial de Migración y Extranjería.

Los diputados que integran la Comisión de Relaciones Exteriores, Integración Centroamericana y Salvadoreños en el Exterior, por unanimidad, "celebraron este consenso que representa entregar al pueblo salvadoreño una normativa moderna en materia migratoria, acorde a la Constitución y Tratados Internacionales", señaló la fuente.

Según la información brindada por el Congreso, la normativa "pondrá énfasis en los derechos humanos" de los migrantes retornados y de los salvadoreños en el exterior, así como de quienes requieran los servicios migratorios por diversas cuestiones.

La Asamblea Legislativa detalló que "uno de los puntos a destacar" es la actualización de precios por servicios migratorios, de los cuales "algunos no se actualizaban desde hace 58 años".

La Ley Especial de Migración y de Extranjería tendrá por objeto regular la movilidad humana de nacionales y extranjeros, la nacionalización, la naturalización y la expedición de documentos de viaje "en un marco de respeto de los derechos humanos, conforme a la Constitución, leyes e instrumentos internacionales".

Además, recogerá las obligaciones de los ciudadanos que usen los servicios migratorios "por medio de procedimientos ágiles, eficaces y eficientes".

La normativa será aplicada a las personas nacionales que ingresen, salgan y retornen al territorio nacional y a extranjeros que ingresen, transiten, permanezcan y salgan de El Salvador.

La presidenta de la comisión, diputada del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) Karina Sosa, agradeció el compromiso de todos los grupos parlamentarios en la pasada y presente legislatura para alcanzar este acuerdo y destacó el apoyo del equipo técnico "que redobló jornadas de trabajo para concretar la normativa".

"Quiero reconocer a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) su apoyo financiero y técnico. Nos facilitó lo logístico en este debate. Las jornadas fuera de la Asamblea le costaron a la cooperación, a Save the Children y a la Dirección General de Migración (DGME) y Extranjería que nos dieron un aporte significativo", apuntó sin detallar el monto.