EFEBuenos Aires

El expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019) recibió este miércoles el alta hospitalaria después de que ayer le extirparan de manera exitosa un pólipo del intestino grueso, por lo que regresó ya a su domicilio, donde deberá guardar reposo por tres días, informaron a Efe fuentes cercanas al exmandatario.

Desde su entorno confirmaron que Macri "se encuentra bien" y "salió caminando" de la clínica Otamendi de Buenos Aires, para ser trasladado posteriormente en automóvil a su residencia en la provincia bonaerense.

En el centro hospitalario se le practicó ayer una endoscopia con la que le extrajeron un tumor benigno de cuatro centímetros que fue detectado en un control rutinario para prevenir "un cáncer de colon", según precisó el doctor Pedro Ferraina en rueda de prensa.

Ferraina destacó que el pólipo era de "muy difícil" extracción "por su conformación y su ubicación" -estaba situado en la primera porción del intestino grueso, en la parte baja derecha del abdomen-.

El propio Macri publicó ayer un mensaje en su perfil de Twitter en el que destacaba que se encuentra "muy bien" y en el que expresaba su agradecimiento a todo el equipo médico que estuvo a cargo de la intervención.

En la misma red social lanzó otro mensaje para subrayar la importancia de someterse a controles periódicos e hizo referencia a la "cuarentena eterna" que se vive en el país, donde las medidas de aislamiento para prevenir la pandemia de coronavirus superan ya los seis meses, aunque el Gobierno de Alberto Fernández afirma que ya no existe cuarentena a pesar de que se mantienen algunas restricciones.

"Quiero aprovechar el día de hoy para alentar a todos a que vuelvan a hacerse chequeos de prevención y retomen los tratamientos necesarios. Que cada uno cuide su salud, su propia vida y la de sus familias. A pesar de esta cuarentena eterna no nos dejemos llevar por el miedo", publicó.

Macri, que dejó de ser mandatario de Argentina el pasado diciembre, en la actualidad es presidente de la Fundación FIFA y regresó al país a principios de septiembre después de haber pasado un mes en Europa con su familia y por su trabajo en el ente futbolístico.

El ahora opositor está siendo investigado en la actualidad por una supuesta violación de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, a cargo de un juez del país.