EFESanto Domingo

El expresidente dominicano Hipólito Mejía (2000-2004) lanzó hoy su precandidatura a la Presidencia del país de cara a las elecciones de 2020 por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), principal de la oposición, durante un discurso en el que acusó de corrupto al partido gobernante.

"Esta decisión la he tomado, no como un mesías, ni como una persona indispensable, sino como un ciudadano que se siente en el deber de aportar su experiencia y su honestidad a la búsqueda del bien común", afirmó Mejía al defender su precandidatura durante un discurso grabado y difundido por una cadena de radio y televisión.

Adelantó que a partir de este momento saldrá a las calles a trabajar para lograr la candidatura presidencial, a respaldar a sus compañeros de organización que aspirarán a las elecciones municipales y congresuales de 2020 y "para fortalecer al joven y vigoroso PRM, que ha logrado, con persistencia y coraje, convertirse en una verdadera opción de poder".

El exjefe de Estado dedicó una buena parte de su alocución a la corrupción, la impunidad y la violencia que, afirmó, afectan considerablemente el país, al tiempo que reclamó mayores oportunidades para las mujeres y los jóvenes y la correcta aplicación de la Ley de Migración.

Asimismo, arremetió contra el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que "nos estruja en la cara su mal habida riqueza y sus fortunas acumuladas sustrayendo la riqueza del pueblo dominicano".

Aseguró que todas las instituciones dominicanas "están secuestradas por el PLD que "las usa para su beneficio particular".

Mejía propuso un gobierno de transición "que lleve al país a consolidar la democracia, cero tolerancia para enfrentar la corrupción y el crimen, que cree oportunidades de empleos de calidad para jóvenes y mujeres, que el pueblo tenga acceso a la salud y que se garantice el derecho a vivir sin temor".

"Estamos obligados a elegir entre la esperanza y el miedo, el orden y el desorden, entre la seguridad y el caos", apuntó.

Reclamó la movilización de los ciudadanos "para marcar el comienzo de una transición necesaria para lograr que la República Dominicana sea convertida en un país próspero y justo, como quiere la gente".

Mejía anunció su precandidatura justamente una semana después de que el expresidente Leonel Fernández, presidente del PLD, presentara sus aspiraciones.

El expresidente ganó los comicios de 2000, pero en su intento de reelección en mayo de 2004 fue derrotado, precisamente, por Leonel Fernández.

Ocho años después, en 2012, volvió a optar por la Presidencia del país pero perdió ante el actual presidente Danilo Medina.

La derrota del exjefe de Estado en esas elecciones acrecentó las diferencias entre él y el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el actual canciller del país, Miguel Vargas, quien finalmente lo expulsó de esa organización, en la que Mejía había hecho su carrera política y con la que gobernó entre 2000 y 2004.

Mejía fundó en 2014, junto con su excompañero de fórmula Luis Abinader, el PRM, y ambos se enfrentaron un año después por la candidatura presidencial, que conquistó éste último, quien perdió en las elecciones de 2016 ante el actual presidente Medina.