EFESan Salvador

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, dijo que el Ministerio Público investigará a "todos" los que financien a las principales pandillas de El Salvador, a las que se les atribuye la mayoría de homicidios que son cometidos en este país centroamericano.

"En los últimos días se han mencionado a personas que han estado supuestamente involucradas en reuniones con pandillas (...) este es un tema claro y lo he dicho, todo que haya financiado o financie a pandillas para cometer actos terroristas va a ser investigado y procesado", señaló Melara en un audio difundido este miércoles por la Fiscalía General de la República (FGR).

Con su declaración, el fiscal se refiere a un señalamiento hecho por el director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, quien dijo recientemente que el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) "fueron los responsables del alza de los homicidios el día 20 de septiembre de 2019".

Ese día se registraron unos 19 asesinatos y, según Marroquín, Arena y el FMLN "estuvieron detrás del repunte de homicidios" para desestabilizar al Gobierno de Nayib Bukele.

Sin embargo, estos señalamientos quedaron sin fundamentos, ya que el director de Reconstrucción del Tejido Social no sustentó su afirmación y las autoridades de Seguridad indicaron que "no hay vinculaciones partidarias en los hechos".

Melara apuntó que la Fiscalía solicitará, de ser necesario, procesos de antejuicio (desafuero) contra funcionarios que resulten involucrados con miembros de pandillas.

Lo anterior con relación a las declaraciones que un testigo brinda en un masivo juicio contra miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13).

"La declaración del testigo es eso (una declaración), creo que es importante tener otros elementos periféricos que realmente corroboren lo que ha dicho el testigo para poder determinar si hay una imputación o no, lo importante es que es todo está siendo investigado de la manera más amplia y completa", expresó.

Una de las revelaciones más importantes del testigo "Noé", un supuesto líder de la MS13 que aceptó declarar contra sus compañeros a cambio de beneficios judiciales, es la supuesta negociación entre el actual presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, y líderes de pandillas un día antes de la segunda vuelta de los comicios presidenciales de 2014.

Según "Noé", Quijano les preguntó a los representantes de las pandillas "cuánto querían para mover a todas sus bases para que votaran por él" y le pidieron un millón de dólares, sin señalar si el pago se dio finalmente.

Quijano, también diputado de Arena, desmintió "totalmente" los señalamientos mediante una publicación en su cuenta de Twitter.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a diferentes planes de seguridad de encarcelamiento masivo, confrontación directa y diálogo de los últimos cuatro Gobiernos.