EFESan Salvador

El fiscal general de El Salvador, Rodolfo Delgado, cumple el perfil buscado por los diputados en el nuevo proceso de elección del titular del Ministerio Público, según dijo este miércoles el presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro.

Delgado llegó a la Fiscalía General de la República (FGR) el 1 de mayo pasado en un proceso ampliamente criticado, incluso por la comunidad internacional, y ante señalamientos de una supuesta falta de independencia.

"Si está allí (en la Fiscalía) es porque lo reúne (los requisitos) y obviamente lo tiene, seguramente habrá otras personas que vienen a presentar sus atestados que a lo mejor reúnan los mismo requisitos", dijo a la prensa Castro.

A juicio de Castro, el fiscal "debe ser una persona profesional que cumpla con todos los requisitos académicos, éticos, morales, pero también una persona que tenga una visión de trabajar por el país, por el pueblo salvadoreño y para que se haga justicia".

Delgado presentó el martes ante el Congreso de El Salvador la solicitud para que se le tome en cuenta en el proceso de elección del jefe del Ministerio Público para el período 2022-2025.

"Pretendo dar continuidad a las estrategias y líneas de trabajo que se han girado en la Fiscalía y dar paso a una modernización sin precedentes para la institución que tengo el honor de presidir", dijo a periodistas.

Entre las primeras decisiones que Delgado tomó a su llegada se encuentran la de finalizar un acuerdo con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (Cicies), de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Dicho ente, que finalmente fue eliminado por decisión del presidente Nayib Bukele, presentó varios avisos al Ministerio Público por el supuesto manejo irregular de fondos destinados a la atención de la pandemia.

Se desconoce el rumbo que han tomado las investigaciones, que derivaron en 2020 en varios allanamientos de oficinas gubernamentales, o si Delgado las cerró.

De acuerdo con una publicación del medio local Gatoencerrado, Delgado "tiene una denuncia y un proceso abierto por violencia intrafamiliar".

Delgado, antes de ser fiscal general, también fue abogado del actual jefe de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriza, y asesor de un banco estatal.