EFETegucigalpa

El gobernante Partido Nacional de Honduras reconoció este martes su derrota en las elecciones generales del domingo en el país ante el Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) y anunció que va a realizar una "oposición constructiva".

"El pueblo hondureño ha decidido en las turnas la elección de todas sus autoridades, decisión que debe ser respetada por nuestro y todos los partidos políticos, nuestras convicciones y valores democráticos así lo dictan", indicó el Partido Nacional en un comunicado firmado por su presidente, David Chávez.

Agregó que renueva "nuevamente el compromiso de estar a favor de la democracia, la libertad y el bien común en todos los cargos de elección" que ganaron.

El Partido Nacional señaló que es un "momento de profunda reflexión, renovación y duro trabajo" y destacó que el pueblo hondureño "merece tener un mejor futuro".

"Asumimos el deber de hacer una oposición constructiva, de progreso, encaminada a sacar a todo el país adelante", apuntó el Partido Nacional, cuyo candidato presidencial es Nasry Asfura, alcalde de la capital hondureña desde 2014.

La agrupación agradeció a Dios y al pueblo hondureño por el desarrollo de unos comicios "sin mayores complicaciones o actos de violencia, salvo en algunos casos aislados, que con seguridad esperamos las autoridades competentes sabrán resolver".

Con el 52,57 % de los votos de los comicios generales escrutados, los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) otorgan 978.842 votos (53,41 %) a Xiomara Castro, candidata de Libre, 354.213 más que los 624.629 (34,05 %) sumados a Asfura.

En el tercer lugar se mantiene Yani Rosenthal, aspirante presidencial del Partido Liberal (oposición) con 168.543 votos (9,2 %) , según las cifras del órgano electoral.

De ser declarada como la nueva presidenta electa de Honduras, para lo que el CNE tiene hasta el próximo 28 de diciembre, Castro se convertiría en la primera mujer en presidir el país centroamericano.

El Partido Nacional señaló que extiende "su mano de forma abierta al Gobierno entrante para trabajar en pro de construir una mejor Honduras, siempre enmarcados en temas irrenunciables como la defensa de la vida, la libertad de expresión y el respeto a la propiedad privada, a las instituciones públicas y sobre todo al imperio de la ley".

Rosenthal, quien en 2020 regresó a su país después de cumplir en EE.UU. una condena lavado de dinero procedente del narcotráfico, reconoció en la víspera el triunfo presidencial de Castro, ex primera dama y esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien fue derrocado en un golpe de Estado en 2009.