EFESantiago de Chile

El Gobierno chileno presentará una querella criminal contra el líder de la organización radical mapuche Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, quien el pasado miércoles llamó a "organizar la resistencia armada" frente al proyecto del Ejecutivo de traspasar a las Fuerzas Armadas el controlar las rutas y carreteras en la zona sur.

"Se va a concretar (la querella) y se van a concretar además una serie de medidas de mejoría de la seguridad, que van a ser anunciadas probablemente por el Ministerio del Interior", probablemtne este lunes o el martes anunció esta madrugada la ministra de Desarrollo Social y Familia de Chile, Jeanette Vega.

"El Gobierno ha presentado hasta ahora 152 querellas (...) En una democracia como la que tenemos, ningún grupo se puede alzar en armas contra el Estado", señaló la secretaria de Estado, en declaraciones difundidas por una radio local.

Alzar las armas "margina de la mesa de negociación y diálogo a aquellos que estén por la violencia. Estamos disponibles para conversar con todos los grupos (...), obviamente que en ese caso no podemos conversar. Cómo vamos a conversar a balazos", agregó.

ESTADO DE EMERGENCIA INTERMEDIO

El Gobierno tiene previsto presentar esta semana un proyecto de ley conocido como "estado intermedio" que permitirá a las Fuerzas Armadas desplegarse en las rutas de la llamada "macrozona sur", donde a juicio de las autoridades del Ministerio del Interior “se requieren vehículos blindados" y "equipamiento personal blindado" ante el aumento en los últimos meses de los actos violentos y de sabotaje.

Ante estas declaraciones, el líder de la CAM señaló que la iniciativa del Ejecutivo "no es otra cosa que un nuevo estado de excepción", en alusión a la militarización que el anterior Ejecutivo decretó en cuatro provincias en las regiones de Biobío y La Araucanía entre octubre y marzo pasados frente a la ola de ataques incendiarios registrados en el territorio.

"Se viene el estado intermedio (...) Es decir, los milicos esbirros nuevamente desplegados por el Wallmapu (nombre ancestral del territorio mapuche) custodiando los intereses del gran capital. Es la expresión en pleno de la dictadura militar que los mapuches siempre hemos sufrido, dictadura que ahora asume el gobierno lacayo de Boric. (...) A preparar las fuerzas, a organizar la resistencia armada por la autonomía", declaró Llaitul al conocerse la medida.

RESISTENCIA MAPUCHE

La CAM, cuya primera acción violenta se registró en 1997, es la organización más relevante del movimiento "autonomista" mapuche de los últimos 20 años, desarrollando, a diferencia de otras expresiones radicales, una línea política que apunta a la "liberación nacional" del pueblo mapuche, posición que choca con la propuesta de "plurinacionalidad" que avanza en la Convención Constitucional del país.

En dicha zona y otras regiones del sur de Chile existe hace décadas el llamado "conflicto mapuche", que enfrenta a comunidades indígenas con empresas agrícolas y forestales que explotan tierras consideradas ancestrales.

El pueblo mapuche, la etnia indígena más numerosa de Chile, reclama las tierras que habitaron durante siglos, antes de que fueran ocupadas a la fuerza por el Estado chileno a fines del siglo XIX en un proceso conocido oficialmente como la "Pacificación de La Araucanía" y que ahora pertenecen en su mayoría a empresas forestales de poderosos grupos económicos.

En este contexto, son frecuentes los ataques incendiarios a maquinaria y predios y el conflicto ha costado la vida a un gran número de comuneros mapuche a manos de agentes del Estado, registrándose además la muerte de policías y huelgas de hambre de presos indígenas.