EFECaracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó este lunes que su Gobierno tomará medidas ante "la gravedad de la escalada de amenazas" contra su país, entre las que mencionó elevar al máximo las penas por el delito de "traición a la patria".

Refirió que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente propuso la "reforma del ordenamiento jurídico y penal del país, aquí está la máxima instancia para tipificar muy bien los delitos de traición a la patria y elevar al máximo las penas y su aplicabilidad en casos como este".

Dijo que cuenta "con el compromiso del Poder Judicial y el Poder Moral para actuar sobre los promotores, avivadores y apoyadores" de la escalada "militar y de amenazas" contra su país.

"Hemos visto la gravedad de la escalada de amenazas contra Venezuela", dijo Maduro, e insistió en que dispone de "las pruebas de cómo desde Colombia se conspira para mandar grupos terroristas y atacar servicios públicos, atacar poderes públicos y atacar objetivos civiles y militares de nuestro país".

Según el gobernante venezolano, el Gobierno de Iván Duque está detrás del "intento de imponer un autoproclamado como jefe de Gobierno", al referirse al líder del Parlamento, Juan Guaidó, que es reconocido como presidente encargado por más de 50 países, que consideran que el actual mandato de Maduro es fruto de una elección fraudulenta.

Insistió en que Colombia es "un Estado fallido" y atribuyó al Gobierno de Duque el fracaso del proceso de paz con la guerrilla de la FARC.

"Hago un llamado al pueblo de Colombia, le hago un llamado a todos los sectores políticos de Colombia, no importan las diferencias que tengamos, le hago un llamado a las Fuerzas Militares de Colombia a la sensatez, a la ponderación", dijo Maduro.

En su alocución, Maduro instó a los países de América Latina y el Caribe para que intercedan y eviten un enfrentamiento entre Colombia y Venezuela.

El mandatario se reunió con funcionarios de su Gobierno para abordar las opciones para "establecer líneas de acción que resguarden la soberanía nacional" ante la "injerencia" de cualquier país que pretenda generar falsos positivos.

En el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno, estuvieron presentes los integrantes del Consejo de Defensa de la Nación, un órgano en el que participan ministros, titulares de los poderes públicos y el alto mando militar, con quienes trató los posibles planes de acción.

Maduro indicó que este Consejo tendrá la "conducción colectiva" de esta coyuntura que calificó de "amenaza real, de violencia, de conflicto armado y de ataque de parte del Gobierno guerrerista y criminal de Colombia".

La semana pasada, el mandatario declaró una "alerta naranja" en toda la frontera que Venezuela comparte con Colombia y ordenó la realización de ejercicios militares en esas zonas limítrofes, en vista de una supuesta intención del país vecino de crear un conflicto entre las dos naciones.

"Todas las unidades militares de la frontera declarar una alerta naranja frente a la amenaza de agresión de Colombia contra Venezuela e iniciar (...) el 10 de septiembre hasta el 28 de septiembre los ejercicios militares", dijo el martes pasado el presidente en un acto con militares, en Caracas.

Venezuela y Colombia atraviesan por un nuevo pico de tensión diplomática, pues la semana pasada Maduro anunció que desplegará un sistema de misiles antiaéreos en la frontera y ordenó ejercicios militares.

En respuesta, el presidente colombiano, Iván Duque, dijo que Maduro no debe salir con "bravuconadas" e insistió en que el líder chavista protege a los cabecillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) al igual que a alias "Iván Márquez", "Jesús Santrich" y otros mandos de la desmovilizadas FARC que abandonaron el proceso de paz colombiano y retomaron las armas.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela están rotas desde febrero pasado y la frontera de 2.219 kilómetros es escenario de constantes tensiones que nunca han llegado al enfrentamiento militar.