EEFPanamá

El juicio que se sigue al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) por peculado y espionaje político se reanudó este lunes, por primera vez ahora con el exmandatario bajo arresto domiciliario pero sin la posibilidad de salir del país.

El juicio oral a Martinelli había entrado en receso luego de que el pasado martes el Tribunal cambiara por un arresto domiciliario la detención preventiva que el exmandatario cumplía desde el 11 de junio de 2018 en la cárcel El Renacer, a la espera de que otra instancia resolviera las apelaciones de las partes.

El arresto domiciliario fue ratificado el viernes pasado por una corte de Apelaciones, que mantuvo el impedimento de salida del país al exmandatario y la medida de entrega de sus pasaportes determinada por el Tribunal de Juicio Oral que le procesa.

Este lunes la audiencia oral culminó con el contrainterrogatario que la defensa venía realizando al testigo de identidad reservada, que fue indagado por el defensor Sidney Sittón.

Sittón le indagó en particular en relación el servidor que utilizaron en el Consejo de Seguridad Nacional (CSN), para las supuestas interceptaciones telefónicas.

Sittón dijo a los periodistas que la defensa cumplió porque en el contrainterrogatorio el testigo dijo que el autor de los correos que trajo como evidencias de las supuestas escuchas es "Rolando López", actual director del CSN.

"Señores fiscales, se les cayó el caso", afirmó Sittón.

La Fiscalía a su vez realizó el denominado re-directo o nuevo interrogatorio al testigo de identidad reservada, mientras los querellantes, también pudieron cuestionar al testigo, conforme se los permite la ley, señaló un comunicado oficial del Órgano Judicial (OJ).

De esta forma se evacuó el testimonio del sexto testigo que se presenta en el juicio, de 74 que aparecen en el auto de apertura a juicio, por parte del Ministerio Público (MP).

El Tribunal de Juicio Oral remarcó que aunque el testigo haya sido liberado de su declaratoria, aún se mantiene la reserva de su identidad y no se pueden divulgar sus generales, ni puede tener contacto con medidos de comunicación.

El pasado 12 de junio, tras más de 11 horas de deliberación, el Tribunal de Juicio Oral ordenó el cese de la detención provisional que mantenía a Martinelli en la cárcel El Renacer desde el 11 de junio de 2018, al cumplirse el plazo de un año, e impuso la medida cautelar personal de depósito domiciliario.

Respondieron así a un pedido de la defensa, que argumentó que la ley panameña establece que una persona no puede estar detenida preventivamente en prisión por más de un año.

El exgobernante, de 67 años de edad, fue trasladado al Renacer apenas llegó extraditado por Estados Unidos, donde estuvo detenido un año en una cárcel federal mientras batallaba contra su entrega a la Justicia panameña para encarar el juicio por el caso conocido como "pinchazos", por el que la Fiscalía pide 21 años de castigo.

Martinelli se fue de Panamá el 28 de enero de 2015, mismo día que el Supremo abrió la primera de cerca de una decena de causas en su contra, alegando una "persecución política" liderada por su sucesor en el poder y antiguo vicepresidente y canciller, Juan Carlos Varela.