EFELa Habana

El presidente de Cuba y líder del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), Miguel Díaz-Canel, instó este domingo a los miembros de esa formación a "cerrar filas" ante las dificultades que enfrenta el país caribeño.

Díaz-Canel clausuró el II Pleno del PCC, al que asistió el general Raúl Castro, quien le cedió el cargo de primer secretario de la organización política durante su VIII congreso celebrado el pasado abril.

En su intervención el jefe de Estado exhortó a "cerrar filas, a luchar por nuestros problemas, a luchar con creatividad, es parte del combate", según los reportes de medios estatales de la reunión, celebrada este fin de semana en el Palacio de Convenciones de La Habana y a la que no tuvo acceso la prensa extranjera.

"Aquí hay suficientes revolucionarios para enfrentar cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir a la Revolución. La lucha nuestra es con inteligencia, con respeto y en defensa de nuestra Constitución, también con energía y valor", afirmó.

En esa misma línea, Díaz-Canel advirtió que quienes pretendan destruir el proyecto social de Cuba "van a tener que luchar contra un pueblo que no se deja engañar, suficientemente numeroso, valiente y heroico, y al que no le asustan las amenazas".

En ese sentido, aludió a los convocantes de una marcha de protesta pacífica en la isla —prevista para el próximo 15 de noviembre— cuyos promotores han comunicado que mantendrían esa iniciativa —inédita en los últimos 60 años— en un desafío al Gobierno que negó el permiso que solicitaron para su realización por considerarla "ilícita".

"La decisión de los cubanos sigue siendo de lucha y de victoria", recaló el jefe de Estado según un reporte de la televisión estatal.

En las dos jornadas de la cita —a la que asistieron poco más de un centenar de miembros del Comité Central del PCC— se evaluó la aplicación de las directrices de su último congreso.

También debatieron sobre el sistema de aseguramiento político a los actores de la economía cubana, con énfasis en la importancia de fortalecer la unidad entre la empresa estatal y privada, y en las nuevas formas de gestión como las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Las mipymes autorizadas en Cuba desde hace un mes suman 234, la mayoría de ellas en el sector privado. Junto a las cooperativas no agropecuarias y la empresa estatal están llamadas a oxigenar la deprimida economía cubana, golpeada por la pandemia de covid-19, las sanciones reforzadas de EE.UU. y el retraso en sus reformas.

El Pleno de los comunistas cubanos trató detalles de procesos que acontecerán en la isla entre los años 2022 y 2023, como la consulta popular y referendo del nuevo Código de las Familias, y las elecciones de los delegados a las asambleas municipales y de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral), que se renuevan cada cinco años.

Además, aprobaron modificaciones de los Estatutos de la formación partidista, un programa para la transformación del trabajo ideológico, una estrategia general para la política de sus funcionarios en el período 2021-2026, entre otros temas.

El Comité Central del PCC es el máximo órgano de Gobierno del Partido entre Congresos y está conformado actualmente por 114 miembros; en tanto, el Buró Político —de 14 integrantes—, lo conforman apenas 3 mujeres.