EFESan Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, recibió alto respaldo de la población por su primer año de gestión, pero el manejo de la pandemia de la COVID-19 es uno de los factores que ha desgastado su imagen, de acuerdo con una encuesta de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) dada a conocer este jueves.

Según un estudio del Instituto Universitario de Opinión Público (IUDOP), el 65,7 % de la población opina que el mandatario "está haciendo bien las cosas", mientras que el 17,7 % dice que su desempeño es "regular" y el 16,6 % apuntó que "está haciendo las cosas mal".

Este dato de aprobación de la gestión es inferior en 19,5 puntos porcentuales al registrado en la encuesta en la que se evaluaron sus primeros cien días de administración y en la que obtuvo el visto bueno del 85,2 % de los ciudadanos.

De igual forma, la población le asigna a Bukele una nota(en una escala de 0 a 10) de 7,69, lo que refleja un descenso de 0,68 puntos respecto a la calificación de 8,37 registrada en septiembre de 2019.

"Aunque continúa siendo una de las calificaciones más altas registradas en las encuestas de evaluación de Gobierno del IUDOP desde 1995, la calificación otorgada refleja un descenso", de acuerdo con el estudio.

Según Omar Serrano, vicerrector de Proyección Social de la UCA, "la evaluación sigue siendo positiva", pero "lo que más resalta en este ejercicio es que es menos positiva que las evaluaciones anteriores".

Añadió que otro indicador que descendió es el de las personas que consideran que la llegada de Bukele, de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), fue un "cambio positivo", pasando de del 93,3 % en los primeros cien días al 73 % en el primer año de gestión.

Agregó que "no hay una (variable) en la que las opiniones favorables no hayan decrecido".

"Lo que le está pasando factura, lo que le está reduciendo las opiniones favores es la gestión de la pandemia", aseguró Serrano, pese a que recibió una calificación de 7,71, y añadió que la reducción de los homicidios es el factor que más abona a la imagen del Gobierno salvadoreño.

Apuntó que el principal reclamo de la población en medio de la pandemia de la COVID-19 es la relación que el mandatario sostiene con los órganos de Estado.

El estudio da cuenta de que el 36,7 % de la población señala como el principal "fracaso" del Ejecutivo de Bukele su "mala relación" la Asamblea Legislativa, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos (PDDH).

Además, esta relación conflictiva se posicionó como el segundo principal problema del país con el 24,1 %, solo por atrás de la pandemia del COVID-19, que obtuvo el 43,3 % de la opiniones.

"La gente esta viendo que esta falta de comunicación y la falta de acuerdos está haciendo mucho daño al país", añadió Serrano, quien apuntó que otro de los problemas que afecta la evaluación del mandatario es la situación económica.

El 43,5 % de los ciudadanos opina que en el primer año de gobierno de Bukele su economía sigue igual y el 21,6 % considera que ha empeorado frente al 34,9 % que ve una mejora.

Por otra parte, Bukele es descrito por el 33,8 % de la población como un mandatario que "sabe dialogar" y un 22,7 % dice que gobierna con "mano dura". El 22,2 % afirmó que Nayib Bukele es un presidente que "no toma en cuenta a todos los sectores" y el 21.3 % lo describió "autoritario".

GOLPES DE LA PANDEMIA

La economía familiar sufrió un duro golpe a raíz de la pandemia de la COVID-19, dado que 48,7 % de la población asegura que "ha empeorado", mientras que el 46,1 % dice que "sigue igual" y solo el 5,2 % opina que "ha mejorado".

De la población que vio afectada su economía en el hogar, el 32,3 % señala que es por el cierre de negocios o la imposibilidad de salir a trabaja, el 23,7 % lo atribuye a la reducción de los ingresos y de las remesas familiares desde EE.UU y el 16,9 % al desempleo.

La encuesta también apunta a que el 32,3 % de los encuestados o alguno de sus familiares fue despedido o suspendido de su trabajo durante la pandemia, que estalló a mediados de marzo y que hasta la fecha deja 372 muertes y el número de casos diario supera los 400.

La encuesta del IUDOP se realizó entre el 6 y 13 de junio con una muestra de 1.558 personas a nivel nacional, un nivel de confianza del 95 % y un margen de error de más o menos el 2,5 %.