EFERío de Janeiro

El ministro de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, Marcos Pereira, renunció hoy al cargo para dedicarse a la campaña con la que pretende ser reelegido como diputado en las elecciones de octubre de 2018, según la carta que le envió al presidente Michel Temer.

"Señor presidente, le agradezco inmensamente la confianza, me enorgullece la invitación para que permanezca en el cargo hasta el 31 de diciembre próximo, pero necesito dejar el ministerio para dedicarme a asuntos personales y partidarios", afirmó el ahora exministro en la carta de renuncia ya aceptada por el jefe de Estado y que divulgó en las redes sociales.

Pereira, un pastor evangélico que preside el derechista Partido Republicano Brasileño (PRB), es el cuarto miembro del Gabinete de Temer en renunciar en los últimos dos meses y el segundo que lo hace para dedicarse a la campaña electoral.

El pasado miércoles, el entonces ministro de Trabajo, Ronaldo Nogueira, dirigente del centrista Partido Laborista Brasileño (PTB) renunció igualmente para poder concentrarse en la campaña en la que buscará la reelección como diputado.

El ministro de Ciudades, Bruno Araújo, renunció a mediados de noviembre y el ministro jefe de la Secretaría de Gobierno, Antonio Imbassahy, lo hizo a comienzos de diciembre.

Estos dos últimos, sin embargo, renunciaron ante las presiones de integrantes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) para que esa formación, una de las principales de la alianza oficialista, abandone el Gobierno de Temer antes de las elecciones presidenciales, legislativas y regionales de octubre.

Pereira aclaró en su carta que, pese a su renuncia, tanto él como el PRB seguirán apoyando las reformas impulsadas por el Gobierno de Temer, entre ellas la polémica reforma al régimen de jubilaciones, "y todo lo que sea bueno para el país".

Pese a que el partido mantendrá su apoyo al Gobierno, Temer aún no ha anunciado si le ofrecerá el Ministerio ahora vacante a otro integrante del PRB, una formación con estrechos vínculos con grupos evangélicos y que cuenta con un senador y 36 diputados.

Temer ha manifestado el deseo de reformar el Gabinete en las próximas semanas para fortalecer a los partidos que manifiesten su claro apoyo al Gobierno y para sustituir a ministros que pretendan disputar las próximas elecciones.

Ello debido a que, por exigencias legales, los miembros del Gabinete que deseen aspirar a cargos públicos en octubre tienen que renunciar a sus cargos antes de marzo para no quedar inhabilitados.

En su carta de renuncia, Pereira recordó que asumió el ministerio en mayo de 2016 pese a la opinión contraria de sus consejeros, que consideraban que un pastor no tenía lugar en una cartera tan importante, pero que los avances que consiguió en 20 meses de trabajo demostraron lo contrario.

Entre sus resultados citó los avances en las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, la renovación del acuerdo bilateral automotor con Argentina, la creación de un portal en internet para facilitar los trámites burocráticos de las exportaciones y las medidas que permitieron a Brasil registrar dos superávits comerciales récords consecutivos.

"La balanza comercial registró dos récords seguidos en 2016 y 2017, con superávits de 47.700 millones de dólares y 67.000 millones de dólares, respectivamente, y la industria está retomando su capacidad instalada de producción y generando nuevos empleos y nuevas inversiones", afirmó Pereira.