EFESanto Domingo

El ministro de Salud Pública de República Dominicana, Plutarco Arias, dimitió este viernes del cargo, alegando que ha sido blanco de "extorsiones y chantajes" por parte de sectores que quieren "repartirse" el presupuesto de ese despacho.

La salida de Arias del ministerio fue anunciada por medio de un decreto firmado este viernes por el presidente Luis Abinader, dado a conocer por el Palacio Nacional, en el que no se aclaran los motivos de la salida del funcionario.

Pocos minutos después, Arias publicó un comunicado en Twitter en el que aseguró que dimitió del cargo por oponerse a "diversos sectores interesados en repartirse el presupuesto del Ministerio de Salud".

Estos sectores, que no identificó, "han desatado una andanada de mentiras, críticas, extorsiones y chantajes, con la finalidad de distorsionar mi labor esforzada, recta y transparente en la conducción del ministerio".

La dimisión de Arias del Ministerio se produce cinco días después de desatarse una polémica por una licitación para comprar las jeringuillas destinadas al plan nacional de vacunación contra el coronavirus, que fue cancelada después de que un reportaje denunciara una gran sobrevaluación en ese proceso de compra.

La licitación, que fue suspendida tras la denuncia, era para adquirir 25,8 millones de jeringuillas a un costo global de 646,9 millones de pesos (unos 11 millones de dólares).

En estos momentos el ministerio que encabezaba Arias hasta este viernes ejecuta un plan nacional de vacunación para prevenir la covid-19, que se reforzó el martes pasado con la llegada de 768.000 dosis de la vacuna china Sinovac.

Antes habían llegado al país dos cargamentos de 20.000 y 30.000 dosis provenientes de la India, esta última donada por el Gobierno de ese país.

El ministro Arias no estuvo presente en los actos gubernamentales celebrados en el aeropuerto de la capital dominicana para recibir los dos últimos lotes de vacunas llegados al país.

Arias, designado el mismo día que Abinader tomó el poder el 16 de agosto pasado, ha estado al frente de la política de salud del Gobierno y su despido del cargo supone una sorpresa.

Esta es la segunda baja en el Gobierno de Abinader, después de que la titular de Juventud, Kimberly Taveras, dimitiera en diciembre pasado por una investigación abierta sobre su declaración jurada de bienes. En el lugar de Taveras, fue nombrada ministra de Juventud Luz del Alba Jiménez.