EFEMontevideo

Tras varias semanas de discusión, el Parlamento uruguayo aprobó definitivamente este martes el proyecto de ley de Rendición de Cuentas -únicamente con votos de la coalición de Gobierno-, después de que la Cámara de Representantes aceptara las modificaciones que llegaron desde el Senado al proyecto original.

Con 53 votos de 97 diputados presentes, la Cámara de Representantes dio por finalizado el extenso camino de esta ley -que ahora pasa al Ejecutivo para su promulgación- en las que hubo extensas negociaciones, fundamentalmente desde el seno del oficialismo.

Uno de los puntos más debatidos, y que fue finalmente modificado en el Senado, fue la creación de un fideicomiso para regularizar los asentamientos del país, cuyos fondos iban a tomarse directamente de la recaudación por dos impuestos que financian el Instituto Nacional de Colonización.

Si bien ya en Diputados se había modificado el texto original, finalmente en el Senado se decidió una reasignación anual de 15 millones de dólares hasta 2024.

"Este proyecto de ley es oportuno porque nos permite proyectar nuevos objetivos (...) Los legisladores de la coalición teníamos no solo el desafío de defender el proyecto, sino de perfeccionarlo y podemos decir que, luego de un intenso y arduo trabajo a lo largo de todo este tiempo y muy calificado en ambas cámaras, ambos desafíos se han cumplido a cabalidad", dijo este martes el diputado del Partido Nacional (PN, centroderecha), Sebastián Andújar.

En tanto, la diputada opositora del Frente Amplio (FA, izquierda) Bettiana Díaz fue la portavoz de su coalición y dijo que la postura de rechazar los cambios se debe a que no hubo modificaciones "de fondo" al proyecto original.

"En el año 2020 hubo un fenómeno muy importante que fue la pandemia del covid-19, pero este año se basó para el propio Gobierno nacional en no alejarse de lo que fue su agenda de ajuste fiscal (...) aumentó la pobreza y no importó, no importó que aumentara la indigencia, el seguro de paro, el desempleo. Hay mucha gente olvidada desde la discusión presupuestal y en este proyecto de Rendición de Cuentas", enfatizó Díaz.

En concreto, la parlamentaria sostuvo que ni en la Ley de Urgente Consideración -proyecto estrella del Gobierno que encabeza Luis Lacalle Pou- ni en el presupuesto o en la Rendición de Cuentas se hizo mención a las ollas populares a las que van miles de personas cada día para buscar un plato de comida.

En este proyecto de ley, el Poder Ejecutivo rinde cuentas de los fondos presupuestarios ejecutados en 2020 y plantea posibles cambios al Presupuesto Nacional ya aprobado para los cinco años de mandato (2020-2025).

El texto consta de unos 300 artículos e incluye un aumento de 980 millones de dólares para el Fondo Coronavirus, creado por el Gobierno para paliar la crisis provocada por la covid-19.