EFEQuito

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, nombró este viernes a los tres nuevos comandantes de las Fuerzas Armadas del país para el último período de su administración, que concluirá el próximo 24 de mayo.

El jefe del Estado, en sendos decretos ejecutivos, designó a Washington Buñay como nuevo comandante general de la Fuerza Terrestre (Ejército), en reemplazo de Luis Altamirano.

Asimismo, Moreno designó a Rafael Poveda como nuevo comandante general de la Fuerza Naval (Armada), en sustitución de Darwin Jarrín, mientras que en la Fuerza Aérea (Aviación) nombró a Gustavo Agama en lugar de Mauricio Campuzano.

En el caso del Ejército, el general de brigada Washington Buñay, que se venía desempeñando como jefe del Estado Mayor, reemplazará a Altamirano, quien ocupó la comandancia de la Fuerza Terrestre desde el 15 de octubre de 2019, después de que concluyeran unas duras protestas sociales de ese año contra el Gobierno.

Para la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), el mandatario designó hoy al brigadier general Gustavo Agama como el nuevo comandante general de esa rama de las Fuerzas Armadas, después de que el saliente Mauricio Campuzano cumpliera los dos años que establece la normativa interna para el desempeño de esos cargos.

Lo propio ocurrió con el contraalmirante Rafael Poveda, de la Infantería de Marina, que reemplazará en la comandancia general de la Armada a Darwin Jarrín, quien completó los dos años en el cargo.

Los nuevos comandantes de las tres ramas de las Fuerzas Armadas asumirán sus funciones en la última etapa de Gobierno de Moreno, pues el próximo 7 de febrero se realizarán las elecciones generales de las que surgirá al nuevo presidente del país.

Los comandantes generales de las Fuerzas Armadas, según la norma castrense interna, son designados por el presidente de la República de entre una terna remitida por el Ministerio de Defensa con los tres oficiales de mayor antigüedad de cada rama.

Asimismo, la norma señala que el jefe del Estado puede definir cambios en la cúpula militar cuando así lo considere.